El sorteo de la Lotería de Navidad del 22 de diciembre es el comienzo oficial de la Navidad y con él un día repleto de esperanza, magia e ilusión por conseguir un pellizco de cualquiera de los premios. Con la mirada puesta en el Teatro Real de Madrid, desde 'El Programa de AR' han hecho un programa especial centrado en el gran evento del día y las presentadoras no han dudado en hacer público que son grandes seguidoras del sorteo, tanto que han conseguido participaciones de casi toda España.

Artículo recomendado

Ana Terradillos y Patricia Pardo compiten por la Lotería de Navidad: ¿quién ha comprado más?

Ana Terradillos y Patricia Pardo compiten por la Lotería de Navidad: ¿quién ha comprado más?

Pero, ¿les ha tocado la lotería alguna vez? Ana Terradillos ha confesado que sí. Aunque no fue una gran cantidad, eso sí, la sorpresa y la ilusión fue la misma: "Me tocaron 600 euros en el Día de Reyes y no te puedes imaginar la ilusión que me hizo. No es gran cosa pero la que lie…", les contaba a sus compañeros. Además, ha prometido en directo que si le toca invitará a todo el equipo tras el programa.

Ana Terradillos

Ana Terradillos enseña cuál es su amuleto más especial

Mediaset

Supersticiosa, la presentadora ha revelado cuáles son sus amuletos de la suerte. Ana Terradillos ha mostrado un collar del que no se separa y para este día tan señalado ha sacado de casa una pequeña cajita que guarda una historia muy especial para la periodista vasca: "Tengo esta cajita de filigrana que me la compré en Jerusalén con mi padre que es mi ciudad favorita", empezaba contando. "No la suelo sacar de casa pero aquí meto mis deseos y hoy está mi número de la suerte. Esta cajita sabe muchas cosas de mí y Patricia también”, reconocía con un tono de nostalgia y evidente emoción por la carga sentimental de ese pequeño objeto.

Patricia Pardo no se ha quedado atrás y ha compartido con los espectadores algunos de los amuletos que llevaba ocultos. Por un día, 'El Programa de AR' ha dejado a un lado la actualidad política y de sucesos para compartir la ilusión de los que hoy han conseguido ser un poco más ricos.