La llaman la abuela de los presos por su importante labor. Ángela Pérez lleva toda la vida dedicándose a ayudarlos a reinsertarse en la sociedad. Una bonita y admirable labor que había pasado desaparecida hasta ahora, a pesar de que su hijo y su suegra son bien conocidos por todos. La mujer de 79 años es madre de Juan del Val, marido de Nuria Roca, quien no ha dudado en presumir de progenitora en el programa Quijotes del S. XXI, el nuevo espacio presentado por Sonsoles Ónegas que Telecinco estrenó el pasado jueves 7 de octubre.

Artículo relacionado

Junto a otras historias maravillosas, el programa ha querido hablar con Ángela, quien comenzó a trabajar como voluntaria en una cárcel hace 39 años, cuando el párroco de la iglesia le comento que hacía falta gente. En la actualidad es la presidenta de la Asociación Pro Recuperación de Marginados (Apromar) y ayuda a los presos que están de permiso penitenciario. “Hace 39 años que yo estoy de voluntaria en la cárcel. He visto muchas cárceles, pero me preocupa más cuando la gente sale a la calle y no tiene nada…”, ha explicado.

Juan del Val Ángeles
Telecinco

La organización que dirige la madre de Juan del Val dispone de seis pisos con 43 camas en las que el año pasado se rehabilitaron 20 reos. “La gente decía que estaba loca. Que los presos ya se saben que roban, etc. Pero todas las personas necesitan que se les dé más de una oportunidad”, ha asegurado Ángeles en el programa.

Artículo relacionado

Una labor social de la que su hijo, Juan del Val, no podría estar más orgulloso. “Yo recuerdo ver gente en casa. Jamás ha pasado nada, ni hemos tenido miedo de que pasase nada. Lo veías con normalidad. Mi madre ha salvado vidas. A mi madre el día de la madre hay presos que la llaman. Eso dice mucho”, ha explicado Juan mientras que su madre le restaba importancia al hecho de ser la suegra de Nuria Roca. “Soy la suegra de Nuria Roca y de otra señora también. Para mí son iguales. Me dicen que mis nueras son guapas y yo respondo que mis hijos también lo son”, ha asegurado muy sincera.