El vestido blanco se ha convertido en la prenda comodín de la primavera por su inmensa facilidad por encajar en todos los estilos, a través de diferentes accesorios. Unas fórmulas infalibles de estilo con las que sacar el máximo partido a una misma prenda, independientemente de su silueta y largo, que hace que se convierta en una de las prendas que nunca pasan de moda.

Artículo relacionado

Amelia Bono lo tiene claro, y ha querido mostrarnos esa versatilidad que caracteriza a los vestidos blancos, a través de 3 looks en tendencia con el que adaptar un mismo diseño: un vestido largo con escote pico, volante en el bajo y mangas abullonadas, de Cortefiel. Un diseño abotonado que se convierte en la opción perfecta para llevar en primavera y verano en diferentes estilismos.

Su primera propuesta, y la más sencilla, junto a unas sandalias de tacón bajo amarillas pastel y un capazo trenzado. Un look que redondea con un pañuelo en su pelo, para reinventar la coleta baja.

Su segunda opción, añadir un cinturón fino en la cintura, y unas botas cowboy con tacón bajo. Un look que renueva con un sombrero con lazo.

El último estilismo apuesta por llevar este mismo vestido, con abertura en el bajo, añadiendo una sandalias de tacón alto y unos pendientes llamativos. Una propuesta más sofisticada para darle otro estilo a un mismo vestido blanco.

Tres looks igual de acertados con los que nos demuestra la versatilidad de un vestido blanco, como este que escoge Amelia Bono, y que está ahora rebajado en la web de la firma.

Vestido blanco
Cortefiel

Comprar

(59,99 euros), de Cortefiel