Como si de una película de Julia Roberts se tratase, el torero Juan Ortega (33 años) se ha convertido en el protagonista de este 2 de diciembre tras convertirse en el novio a la fuga de su propia boda. El diestro, que se estaba preparando para acudir al altar a darse el 'sí, quiero', ha decidido no presentarse al enlace minutos antes de la importante cita y cuando la mayoría de los invitados (unos 500)  ya estaban preparados con sus mejores galas en la iglesia de Santiago. La pareja tenía previsto casarse este sábado en Jerez de la Frontera, localidad donde nació la novia, a las 12:00 de la mañana y como pasa en este tipo de celebraciones las emociones estaban a flor de piel, pero lo que nadie se esperaba es que el final no fuese el de "yo os declaro marido y mujer, pueden besarse. El diestro estaba descansando en un hotel mientras ella, cardióloga de profesión, ya había comenzado a ponerse el seguro imponente y precioso vestido. 

Madrina, padrino, familiares, centros de flores, todo estaba preparado minuciosamente para este día tan especial. Casi todos los seres queridos de ambas familias, entre los que se encontrarían Curro Romero, José Luis Vázquez, Pepe Luis Vargas, Chicuelo hijo, Morante de la Puebla y Roca Rey, habían llegado y comenzaban a disfrutar de los momentos anteriores al enlace y ver los vestidos que habían elegido para este día lleno de amor. Un sábado de fiesta con banquete, fiesta y barra libre que debería haber acabado a altas horas de la madrugada, pero que para sorpresa de todos ninguno de los novios ha aparecido y la ceremonia ha sido suspendida en el último instante, tal y como ha explicado 'ABC'. 

Artículo recomendado

"El Juli" anuncia que se retira de las plazas de toros tras 25 años

El Juli

El citado medio ha contado además que se ha puesto en contacto con fuentes cercanas a la pareja y han explicado que el motivo de la cancelación de la boda es que Ortega podría haber tenido dudas acerca del matrimonio. "Problemas personales", explican. Unos pensamientos que el torero habría comunicado tan solo una hora antes del enlace, cuando ella ya se encontraba vistiéndose feliz para caminar hacia el altar y protagonizar el que debía ser uno se los mejores días de su vida.  Sin duda una decisión totalmente inesperada que ha dejado a todo su círculo cercano boquiabierto y sin saber reaccionar. De hecho, el torero y la doctora habían celebrado el pasado viernes una preboda con todos sus amigos y nadie podía sospechar que solo un día después cambiara de opinión porque no estaba seguro de sus sentimientos, lo que ha dejado sobre todo a la familia de ella en una tesitura complicada. Tras comunicar su decisión, Juan Ortega ha puesto rumbo a Sevilla a la casa que comparte con la que se iba a convertir hoy en su mujer.

Juan Ortega

"Tiene dudas", dicen sobre los motivos por los que Juan Ortega ha paralizado su boda. 

GTRES

"La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre los invitados, especialmente en la familia de la novia, quienes no dan crédito con lo ocurrido", dicen en el citado medio. "Enamorados de toda la vida y te pasa esto. ¡No puede ser! Pobrecilla! Qué disgusto", ha dicho Emma García (que minutos antes ha sufrido un susto en directo en plató que ha dejado a todos boquiabiertos) en 'Fiesta', muy preocupada también por ver cómo habrían comunicado a los 500 invitados la complicada decisión. "¿Tienes que esperar hasta el momento de casarte para pensártelo? ¿No lo sabías antes?", ha añadido Ana María Aldón. Minutos más tardes la diseñadora se ha puesto en contacto con el entorno cercano del diestro y le han asegurado que en estos momentos está "destrozado". 

Quién es Juan Ortega

Nacido en Sevilla en 1990, su afición al mundo de los toros nace gracias a su tío, el ganadero jienense Jacinto Ortega. El joven tomó la alternativa el 15 de abril de 2006 en la plaza de toros de Pozoblanco, la plaza de toros que vio morir a Francisco Rivera, Paquirri, con Enrique Ponce como padrino y de testigo a José María Manzanares. Estudió ingeniería en Córdoba y se formó como torero en la escuela de Amate. Tras años de esfuerzo intentando estar en los carteles más importantes, una corrida en la plaza de Linares supuso por fin el reconocimiento que tanto había buscado: "Después de la tarde de Linares, cuando me quité el vestido y me quedé solo en la habitación, sentía que me dolía todo, no tenía la sensación ni la satisfacción de haber estado bien. Solo me apetecía estar solo, tenía ganas de llorar… Era como una sensación extraña, distinta, porque, a pesar de todo, sabía que había pasado algo grande",dijo en 'Mundotoro'

 El diestro de 33 años ha tenido dos cogidas en Lacatunga, en Ecuador, hace dos semanas en un mano a mano con Roca Rey, lo que le causó varias heridas. De hecho, el torero tuvo que pasar por la enfermería tras presentar "fuertes contusiones en cuerpo y mandíbula, además de rotura de dos piezas dentales".