Terelu ha definido el ictus que tuvo ayer su madre, María Teresa Campos, como el “susto de nuestras vidas”. Un golpe durísimo que a ella le hizo abandonar sus quehaceres laborales, puesto que le tocaba estar en ‘Sálvame’ y ausentarse por el peor de los motivos.

“Yo sabía que había sido llevada al hospital, pero no sabía qué pasaba. Cuando me dijeron que era un ictus, salí corriendo. Llamé a mi director, David Valldeperas, y se lo dije; le pedí que mantuviera la confidencialidad y así lo hizo. Se ha comportado como un verdadero amigo, que, en estos momentos, es lo que más necesitamos”, ha revelado en directo a ‘El Programa de Ana Rosa’, con voz muy seria.

Artículo relacionado

La malagueña ha querido destacar lo bien que se ha portado todo el mundo, pero se disculpa si no ha podido contestar a las más de 300 personas que le han escrito a su teléfono interesándose por su madre. Ahora solo puede centrarse en ella.

“Teresa está tranquila, ha pasado la noche tranquila, al menos. Le han hecho hace un rato un electrocardiograma y ha ido bien. Ahora estamos a la espera de que sea la una de la tarde y venga la doctora para que se le repita la resonancia que se le hizo ayer. Lo importante es que no vuelva a producirse un ictus”, informaba, remarcando lo importante que es que no vuelva a tener lugar este accidente cerebrovascular.

Hoy está más inquieta, quiere levantarse y moverse; y los médicos no le dejan. Ayer estaba más ‘contenta’, aunque esa no es la palabra, pero decía ‘al menos, estoy viva’, pero ahora empieza a inquietarse porque esto es una cosa lenta”. Terelu remarca que María Teresa ha estado consciente en todo momento, y, aunque no ha querido precisar ha avisado que “tiene alguna incapacidad”, que, con la recuperación, mejorará.