Este viernes, Ezequiel Garay anunciaba a través de redes sociales que su mujer, Tamara Gorro, había sido intervenida de urgencia, una operación de la que ha hablado personalmente la influencer a través de Instagram. La colaboradora de televisión no ha querido dejar pasar más el tiempo y reaparecía este domingo desde la cama de su dormitorio para enviar un mensaje de agradecimiento a todos sus seguidores.

Artículo relacionado

"Odio las intrigas y la incertidumbre...", así empieza el vídeo en el que la madrileña ha contado todos los detalles de su intervención. Visiblemente dolorida, Tamara ha explicado que hace aproximadamente un mes le descubrieron un quiste en la zona de los ovarios: "Me dijeron que esa pelotita se debía eliminar con la menstruación pero nunca llegó...".

"La noche del cumple de Shaila fui a urgencias porque me encontraba mal. Tenía dolores puntuales muy fuertes...", explicaba con la naturalidad que le caracteriza. Tal y como manifiesta, tras la exploración se vio que el quiste había crecido y el médico decidió intervenir a través de laparoscopia: "El ovario estaba secuestrado y tuvieron que colocarlo todo. Han extraído el quiste y me han dejado limpita", afirmaba con una ligera sonrisa.

Tamara Gorro

Tamara Gorro habla de su intervención quirúrjica

Instagram @tamaragorro

Ante los resultados de la biopsia -que llegarán el jueves o viernes- se ha mostrado muy optimista: "Va a estar todo perfecto. Tengo nervios pero no tengo miedo y, sobre todo, muchas ganas de volver a la normalidad". Respecto a cómo se encuentra, Tamara ha sido muy sincera: "Estoy débil, aburrida y desesperada", manifestaba dando un toque de humor a la situación. "Hay que llevarlo con tranquilidad. Me han dicho que en una semana estaré bien".

Finalmente, la influencer agradecía todos los mensajes de cariño y prometía volver con mucha guerra aunque está deseando dar carpetazo a este complicado 2020 para ella. ¡Mucho ánimo Tamara!