La última jornada del Festival de cine de San Sebastián ha tenido un nombre en particular: Sienna Miller. La actriz llegaba a la capital donostierra recién aterrizada de la Semana de la Moda de Londres para presentar su última película 'High Rise'.

Miller hizo un 'vini, vidi, vici' en toda regla en cuestiones de estilo. La actriz no falla nunca en sus apariciones públicas y para Donosti no bajó el listón. Para la premiere de su película apareció con un elegante vestido de satén de la firma Galván, llevando tras de sí una ola de glamour que pocas estrellas han conseguido epatar hasta el momento.

Para la rueda de prensa del día siguiente, Miller escogió un escotadísimo vestido de Victoria Beckham con un llamativo estampado de cuadros, dejando ver un escultural cuerpazo que no parece notar la falta de sueño después de haber sido madre recientemente.

No es la única recién llegada. Pedro Almodóvar se dejaba fotografiar relajado como padrino de 'El Clan'; no como Ellen Page, que se ha paseado por la ciudad enfundada en una gorra y bastante escurridiza.

El festival sigue y, con el, el desfile de famosos y caras conocidas.