Venecia, la romántica ciudad italiana de los canales, ha vuelto a ser testigo del enlace de dos grandes deportistas a nivel mundial. Si el pasado día 12, la pareja formada por la tenista Ana Ivanovic y el futbolista Bastian Schweinsteiger se daban el ‘sí, quiero’ en una ceremonia civil que tuvo lugar en el Palazzo Cavalli-Franchetti, al que acudieron solo los familiares más cercanos como el hermano del novio, Tobias, y su padre, Alfred, así como los padres y el hermano de la novia, Miroslav, Dragana y Milos, respectivamente. Ayer, los recién casados volvían a confirmar sus nupcias en una romántica ceremonia religiosa, mucho más ostentosa que la del día anterior.

Artículo relacionado

Con un vestido con gran vuelo, corpiño de finas plumas con escote palabra de honor en forma de corazón y una larga falda de seda con mucho vuelo, la ex novia de Fernando Verdasco, que estaba espectacular, deslumbró en su gran día bajo un escenario idílico, con los canales venecianos, palazos y góndolas como testigo de su gran momento.

Los familiares y amigos asistentes al enlace entre la tenista y el futbolista, se han estado alojando en el Hotel Aman Canal Grande, un palacio del siglo XVI que además, se trata de la única hospedería de la ciudad que cuenta con siete estrellas.

Y aunque los protagonistas prefirieron mantener hasta el último momento la noticia de que tenían intención de contraer matrimonio en secreto, fue por culpa de un twit publicado por el Bayern de Munich, así como diversas felicitaciones por parte de los compañeros del Mánchester del futbolista.

Te mostramos las imágenes del enlace.