Muy removida. Rosa Benito no ha podido contener las lágrimas al comenzar a hablar de su sobrina, Rocío Carrasco. “Lo pasé mal y hoy lo sigo pasando mal”, alcanzaba a pronunciar antes de romperse. La colaboradora desconocía el intento de suicidio de su sobrina y esto ha hecho que no puedo más. Por ella y por lo que le recuerda de su propia vida. También Benito intentó acabar con todo, quitarse de en medio y eso ha sido algo que sigue guardando muy dentro. “Me vi en su piel”, reconocía Rosa muy afectada.

Artículo relacionado

“Me enteré anoche de lo que intentó hacer. Fue algo muy secreto, muy hermético”. Rosa Benito no sabía nada del intento de suicidio que Rocío Carrasco contó en la primera entrega de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viviendo”, el documental que protagoniza y que ha causado un revuelo de proporciones gigantescas. El testimonio de la hija de Rocío Jurado ha hecho que todos los que han hablado de ella cambien por completo, se cuestionen su papel a lo largo de los últimos años.

“Me vi en su piel y cuando una persona hace eso es porque ya no puede más. Yo lo he vivido. Por eso la entiendo”, aseguraba Rosa Benito completamente destrozada en ‘Ya es mediodía’. “Quería descansar. Se me cuestionó… Nunca preguntaron el porqué, nunca se preguntan, siempre te tachan de loca”. Las lagrimas de Rosa brotaban sin consuelo al pensar en su sobrina y en su propia vida. “No estás bien, por eso lo único que quieres es descansar”. La colaboradora ha querido matizar que, en su caso, su decisión no estuvo desencadenada por los malos tratos. "Nunca he sido una mujer maltratada. Amador y yo nos hemos querido muchísimo. Todo fue por deudas que aparecen, la crisis en mi matrimonio después de estar con el mismo hombre 36 años...", ha matizado.

Rosa Benito

Rosa Benito, rota entre lágrimas al hablar de su sobrina, Rocío Carrasco

Telecinco

“Me conmovió Rocío. Me transmitió mucho dolor. Cuando la veía llorar pensaba en ella cuando era chica. La conozco desde que tenía tres meses… He vivido cosas maravillosas con ella”. Para alguien tan cercano como Rosa Benito este documental ha supuesto un gran shock. La colaboradora hace tiempo que no mantiene una relación fluida con su sobrina. “Fue una niña con mucha alegría. Lo daba todo. Pero ella se enamoró… Se enamoró”.

El dolor se ha instalado en la colaboradora. Nadie imaginaba este giro de Rocío Carrasco y parece que menos todavía su propia familia. Los dos primeros capítulos del documental ha generado este avalancha. ¿Qué nos espera en las próximas entregas?