Este miércoles salía a la luz el terrible episodio que vivieron Pablo Puyol y su mujer Beatriz Mur durante su luna de miel en México. Lo que prometía ser uno de los viajes más especiales de sus vidas terminó con los recién casados retenidos y posteriormente deportados. Tal y como contó el protagonista a la revista ¡Hola!, por una serie de malentendidos fue acusado de haber falsificado su documentación y se le denegó la entrada al país. “Fue muy desagradable y horroroso”, aseguraba.

Artículo recomendado

Pablo Puyol y Beatriz Mur viven su peor luna de miel: acusados de falsificación y deportados

Pablo Puyol y Beatriz Mur viven su peor luna de miel: acusados de falsificación y deportados

Al salir a la luz la desagradable aventura que vivieron se formó un importante revuelo, tanto que el popular actor y bailarín se ha visto obligado a reaparecer en redes sociales para restar importancia a lo sucedido. "Se está yendo de madre", decía con sentido del humor a la vez que dejaba muy claro que tanto él como Beatriz se encuentran perfectamente "no ha pasado nada grave...", manifestaba con suma tranquilidad.

Pablo Puyol

Pablo Puyol reaparece en Instagram tras el revuelo causado entorno a su complicada luna de miel 

Instagram @pablopuyol

Aunque no ha querido entrar en detalles, sí ha dejado claro que el problema burocrático con México, país al que espera volver muy pronto, "se está solucionando". "Si alguien estaba muy preocupado con esta noticia que se despreocupe", concluía con una sonrisa.

De vuelta a España, la pareja no tuvo más remedio que improvisar una nueva luna de miel. Pablo y Beatriz cambiaron las playas de México y sus visitas a templos aztecas por la tranquilidad de Cabo de Gata (Almería) y su paraíso natural donde disfrutaron al máximo de unos días de calma y felicidad.

Bonita historia de amor

Pablo y Beatriz se conocieron hace más de tres años en el casting para un musical. Fue el actor quien se quedó prendado de ella e hizo hasta lo imposible para que la joven aceptara una cita con él. La artista estaba reticente por eso de que Pablo era un personaje público pero finalmente aceptó y tres años después se daban el 'Sí, quiero' ante sus familiares y amigos más íntimos. A través de sus respectivos perfiles de Instagram no dudan en gritar al mundo un amor que es para siempre.