Parecía que la vuelta de Sara Carbonero e Iker Casillas a España estaba más cerca que nunca pero la última decisión profesional del exfutbolista ha frenado de lleno ese futuro en Madrid. Este lunes, el portero hacía público a través de su perfil de Instagram su intención de retirarse de las elecciones a la Federación española de fútbol a las que quería presentarse. El motivo no ha sido otro que "la excepcional situación social, económica y sanitaria que está sufriendo nuestro país. Es el momento de sumar y no dividir", reconocía a través de un comunicado oficial.

Artículo relacionado

Esta decisión retrasaría su regreso a casa tras un año de lo más complicado en lo que a la salud se refiere, razón principal por la que el matrimonio habría adelantado la vuelta a la capital para estar más cerca de sus seres queridos.

Horas más tarde, era Sara Carbonero quien compartía una reflexión de la escritora Coco Animaux en redes sociales con la que ha dejado en evidencia cómo se siente y que a veces en la vida no todo sale como se planea: "Puede que las cosas no sean como siempre, pero tenemos muchos 'como nunca' por delante". Casillas tampoco se ha quedado atrás y a primera hora de este martes ha dado los buenos días a todos sus seguidores con una fotografía de su pueblo, Navalacruz (Ávila) acompañada del mensaje: "El espectáculo debe continuar".

Las reflexiones de la pareja dejan patente que, una vez más, son capaces de adaptarse a las circunstancias por complicadas que sean. Ahora no ven el momento de poder reencontrarse con familiares y amigos tras cuatro meses de confinamiento en su casa de Oporto. Será a partir del próximo 21 de junio, con el fin del estado de alarma, cuando Sara e Iker junto a sus dos hijos: Martín y Lucas puedan volver a España y disfrutar del tiempo perdido.