"Ha sido una experiencia increíble, no hay límites, lo que uno se propone lo consigue. Me lo habéis puesto muy fácil". Con estas palabras y una emoción contenida Sonsóles se ha despedido de la octava edición de Masterchef tras un duelo a tres con Luna y Teresa, que se ha quedado en la cuerda floja.

Artículo relacionado

La farmacéutica, que se convirtió en una de las grandes protagonistas del casting de la nueva entrega del talent culinario por su historia de superación, ha asegurado a Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágero que se marcha con "una mochila de ilusiones". "Hemos aprendido mucho de ti", le ha respondido Pepe.

Sonsoles, Luna y Teresa se han jugado su permanencia en Masterchef con un plato nada fácil en el que tenían que incorporar cuatro técnicas: ahumar, marinar, gasificar y gelificar. Luna, a pesar de sus problemas, ha conseguido salir airosa pero los platos de Sonsoles y Teresa no han recibido la mejor valoración del jurado. Al final, los chef se han inclinado por salvar a Teresa porque, al menos, había sido capaz de conseguir incluir las técnicas que la dura prueba exigía siendo la expulsada Sonsoles.

Sonsoles masterchef

La farmacéutica y bloguera se ha convertido en todo un ejemplo ya que el ir en silla de ruedas no le frena ni en su vida, "hay que ponerle ganas y fuerza", decía en su primer día en Masterchef, ni tampoco en las cocinas del veterano concurso de TVE. Su presencia ha sido muy aplaudida en redes ya que, según sus palabras, al fin "una televisión pública normaliza a las personas con algún tipo de discapacidad sin darnos ningún trato diferencial".