Raquel Bollo acudió al ‘Deluxe’ y su visita no fue una más. El paso de la madre de Manuel Cortés por el programa de las noches del fin de semana se saldó con una crítica a la cadena y a todo el grupo. La andaluza no entendía por qué Mediaset, cuando ella dio su testimonio como mujer maltratada por su pareja, Chiquetete, no cortó de inmediato lazos laborales con el artista; como sí ha pasado ahora con Antonio David Flores. Una reflexión que le valió las disculpas públicas de la que fue su compañera de plató, María Patiño.

Artículo relacionado

“Echan a Antonio David sin sentencia ya mi ex, con tres sentencias lo siguen trayendo”, espetó. Además, Raquel Bollo puntualizó que no solo habían dado trabajo al artista, sino también a la actual pareja de este, Carmen Gahona, “la que fue mi verdugo”. “Siento alegría de que Rocío Carrasco tenga el apoyo, la plataforma, el no debate. Jamás iría contra una persona que ha sido maltratada, pero el maltrato es igual para todas y cuando se demuestra aún más”.

Tras escuchar esto, y reflexionando sobre sus palabras, María Patiño tuvo un comportamiento bárbaro: le pidió perdón. “Si se hizo contigo algo mal en el pasado, es el momento de empezar a hacer bien las cosas. Ahora se están tomando decisiones acertadas que antes no hicimos. Y te pido perdón”. Su declaración, convertida casi en una respuesta oficial de la casa, seguro que le llegó al corazón a Raquel Bollo que no esperaría que su ex compañera asumiera ese papel.

Artículo relacionado

El testimonio de Rocío Carrasco ha marcado un antes y un después histórico. Ha sido un subversivo que ha agitado conciencias y ha propuesto un debate social, más allá del televisivo. Claro que no es la única mujer víctima de violencia machista. Claro que antes hubo miles. Lo que es una auténtica desgracia. Pero ahora, como sociedad, ha llegado la hora de reaccionar y de enmendar todo lo que se hizo mal. Entonar el mea culpa y arropar a todas ellas. No estáis solas. Sí que os creemos. Vamos juntas de la mano.