El año empezaba con una experiencia devastadora para María Patiño. La periodista perdía a su padre el 6 de enero después de que mantuviese una larga lucha contra el cáncer. Antonio Patiño fallecía de forma prematura a los 66 años. Siempre habían estado muy unidos, pero mucho más desde que ambos perdieron en febrero de 2014 a una piedra angular en sus vidas: Paz, su madre y esposa, respectivamente, quien murió de un infarto. Desde que diagnosticaron a su padre, la colaboradora de 'Sálvame' no se apartó de su lado en la lucha que le iba a tocar afrontar. Sus lazos se convirtieron en indestructibles y, aunque ya no se encuentre presente en vida, María le sigue sintiendo a su lado y su recuerdo la acompaña en esta nueva vida sin él.

Artículo relacionado

Antonio dejó muchas enseñanzas, consejos y reflexiones a la presentadora de Telecinco y, cuando se han cumplido seis meses de su muerte, María ha querido recordarle y rendirle un emocionante homenaje desde sus redes sociales. En la última actualización de Instagram, Patiño ha compartido una carta en la que habla de la influencia y de todo lo que ha significado su padre para ella. "Mi padre representaba todos los valores que necesita una buena persona, fe en lo que cree, disciplina en lo que hace y honestidad en lo que dice", narra clara y sensible en la primera frase. "Un referente que me ayuda cada día para seguir luchando en aquello que creo sin importarme las consecuencias", continúa. "Sus ojos verdes reflejaban transparencia y verdad, no hay día que mi vida que no los recuerde para saber que él es mi timón para saber a dónde ir". No cabe duda que la mujer independiente, hecha a sí misma y segura en la que se ha convertido María Patiño con los años se lo debe a Antonio, quien le "enseñó todo en la vida, me enseñó a no quejarme, sino a preocuparme". Como dice la propia periodista: "Poco más que añadir".