Anoche, en ‘El Hormiguero’, Isabel Pantoja protagonizaba el momento más real de la noche cuando hablaba de su perrita, Isabel Pantoja Marín, más conocida como Sisi. A la tonadillera se le llenaban los ojos de lágrimas al recordar al animalillo, que ya tiene 14 años y al que solo le queda un diente. Ella es la verdadera ‘abuela’ de Cantora y no doña Ana. Sisi ha sido su compañera fiel estos años, pero parece que la manera en la que llegó a su vida no le hace ninguna gracia recordarla a Pantoja, ¿por qué? Pues porque se la entregó Jorge Javier Vázquez.

Artículo recomendado

Isabel Pantoja enfurece a María Patiño y Gema López

Isabel Pantoja enfurece a María Patiño y Gema López

Corría el año 2003, cuando Ana Rosa, en lugar de ser la estrella de Telecinco, lo era de Antena 3 al frente de ‘Sabor a ti’. Allí colaboraba un pizpireto Jorge Javier que aún no había puesto patas arriba la información rosa de este país al frente de ‘Aquí hay tomate’. El catalán ya despuntaba y fue el encargado de hacerle entrega a Isabel esta importantísima compañera que tan feliz la ha hecho a lo largo de estos años. En plató también se encontraba Chelo García Cortés, aún íntima de la tonadillera, y una de sus más fieles confesoras, hasta que Isabel le retiró ‘el privilegio’.

“Tengo a mi Sisi desde hace 14 años. Me la regalaron en un programa de televisión (hace una pausa dramática)no voy a decir quién. Desde entonces la tengo, vive conmigo, ha viajado conmigo, duerme conmigo, sabe con su mirada cómo estoy, y la amo por encima de todo, aunque viniera de donde vino. La sigo amando”. Demoledoras palabras que no sabemos si la cantante las dirigió a Jorge o a Chelo, pues ella habría contado a Ana Rosa que Isabel deseaba una perrilla, tal y como han descubierto desde ‘Espejo Público’. Por sus palabras uno podría pensar que Sisi provenía de un criadero sin escrúpulos, que trataba a sus animales como mercancía sin valor, o algo peor, pero no, I.P. se refería a dos personas del mundo televisivo. Ese que anoche le brindó un regreso que ella tanto agradeció.