Y será su madrina de boda

Laura y Diego Matamoros escenifican su reconciliación en una fiesta

Después de que Diego ya haya conocido a su sobrino Matías, los hermanos han acudido juntos a la presentación de unos helados

Laura Matamoros Diego Matamoros
1 / 11

1 / 11

Laura Matamoros. Juntos y en público

2 / 11

Laura Matamoros 01. Muy unidos

3 / 11

Laura Matamoros 03. No han posado juntos

4 / 11

Laura Matamoros 02. De tendencia

5 / 11

Diego Matamoros. Sorpresas en su boda

6 / 11

Jon Kortajanera

7 / 11

Natalia Rodríguez

8 / 11

Lorena Gomez. Lorena Gómez

9 / 11

Monica Cruz. Mónica Cruz

10 / 11

Andrea Guasch

Más Sobre...

Hijos de famosos Hermanos famosos

Actualizado a

Como Laura Matamoros ha dicho, su hijo Matías ha traído la paz al efervescente seno familiar. Y este miércoles, un helado ha favorecido la escenificación en público de su reconciliación con Diego. Los hermanos acudían juntos a una fiesta organizada por Magnum y apadrinada por el modelo y actor Jon Kortajarena. La velada estuvo cuajada de rostros conocidos como las actrices Mónica Cruz y Andrea Guasch, las cantantes Natalia Rodríguez, Angy y Lorena Gómez, y el pianista y escritor James Rhodes, entre otros.

Primer evento juntos

Sin embargo, que Laura y Diego llegaran juntos, eclipsó al resto de invitados. Si bien, no posaron juntos en el 'photocall', los hijos de Kiko Matamoros sí que compartieron un vídeo en el que aparecían juntos a través de sus redes sociales. Unas imágenes donde han dejado constancia de que entre ellos vuelve a haber una excelente sintonía y a reinar la armonía.

Éste es el primer evento social de Laura después de sus días de desconexión en Ibiza y Formentera, y uno de los último de Diego antes de darse el 'sí, quiero' con Estela Grande. Ambos tienen razones sobradas para sonreír, y se mostraron divertidos y relajados en su primera velada juntos desde que se enfriara su relación en otoño del año pasado.

Relacionado con esta noticia

Desde que nació Matías, ambos hermanos se han vuelto a convertir en pilares fundamentales el uno para el otro. La 'influencer' compartía recientemente unas imágenes donde confirmaba que su hermano ya había conocido a su sobrino. Y "tito Diego" está encantado con su nueva faceta: "Es muy buen niño, no llora. Estoy encantado". Al mismo tiempo de que ese encuentro se produjera, daban a conocer la noticia de que Laura será la madrina de boda de Diego. "Había pensado en mi madre primero, pero me apetecía ver a mi hermana en ese rol", decía antes de la fiesta. "Estoy muy contenta por él y encantada de ser la madrina", confesaba también su hermana.

La boda, cada vez más próxima

El exconcursante de 'Supervivientes' ha contado más detalles alrededor de su boda. El primero, es que están preparando muchas sorpresas para los invitados, entre ellos un baile que no dejará a nadie indiferente. Y haciéndose el interesante, ha asegurado que "tengo cosas preparadas que ni Estela sabe". Diego ha revelado incluso el destino de su luna de miel: "África y parte de la Polinesia, parte de animales y parte de buceo que me encanta a mí". Lo que no tiene tan claro es la asistencia de una persona importantísima para él: su padre. "Lo tienes que decir a él. Él tiene algo enviado a su casa. El paso lo tiene que dar él y decidir si quiere venir o no", ha afirmado contundente.

Por su parte, Laura se muestra encantada con su maternidad: "La experiencia está siendo muy gratificante. Cada vez que me despierto y le miro y me sonríe y me hace muecas, me encanta". Y ha contando que "Matías está enorme. Pesa ya 5 kilos y mide 56 centímetros". La hija del Defensor del pueblo de Sálvame tiene la agenda llena de trabajo este verano y espera poder disfrutar de alguna escapadita con su bebé.

Respecto al abuelo Kiko, asegura que "es genial como abuelo. Está superpendiente cada vez que viene a verle. Se te cae la baba mirándoles". Igual que su pareja, Benji, que se ha revelado para su sorpresa como un "padrazo": "Está muy atento a él, le cambia los pañales, le da biberón, le coge si llora y se levanta por las noches si llora. Hacemos turnos".

Por el momento, la pareja no va a seguir el ejemplo de Diego y Estela: "Boda todavía, no. Esperaos un poquito. Aún tengo que ocuparme de mis cosas, del niño sobre todo, y luego ya... No hay prisa ni me obsesiona, aunque tengo ilusión de que llegue el día".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?