En las últimas semanas Laura Escanes ha cambiado radicalmente de actitud en Instagram. La mujer de RIsto Mejide está más desaparecida que de costumbre. En Navidad apenas ha hecho aparición por la red social y son muy pocos los instantes que ha compartido de las fiestas navideñas. Tan solo ha mostrado el menú de Nochebuena que preparó el hijo de Risto y algún que otro momento puntual en casa. De vez en cuando hace aparición para contar qué tal se encuentra o para pedir algún consejo para su hija Roma. Pero nada que ver con la actividad que tenía hace unos meses. Ahora, para explicar su ausencia, la ‘influencer’ ha hecho una profunda reflexión.

Artículo recomendado

Laura Escanes y Risto Mejide, muy orgullosos, enseñan la cena de Nochebuena que ha preparado Julio

Laura Escanes y Risto Mejide, muy orgullosos, enseñan la cena de Nochebuena que ha preparado Julio

Laura Escanes ha explicado que ha tomado una determinación que cree que le viene muy bien mentalmente. “Últimamente no subo tantas fotos ni estoy tan pendiente por aquí. Estoy dando prioridad a escucharme más y me va bien mentalmente para mi salud mental”, ha desvelado sobre lo bien que se siente desde que no está tan activa en Instagram. Aunque siempre ha asegurado que intenta no hacer caso a las críticas negativas y que hace lo posible para que no le influyan, a veces resulta inevitable. Por eso este descanso de tanta actividad y tantos comentarios le está viniendo tan bien.

Laura Escanes

Laura Escanes explica su ausencia en Instagram.

Instagram @lauraescanes

Además de por cuidar su salud mental, Laura Escanes ha dado otros motivos para justificar este cambio de actitud. La mujer de Risto Mejide ha asegurado que también “influye el confinamiento y no poder hacer tantos planes”. De hecho ha reconocido que esto ha coincidido “juntándose con las navidades tan extrañas no me apetecía ni siquiera celebrar Navidad como tal”. Ahora Laura pasa más horas en la plataforma Twich, donde juega a algunos videojuegos y donde se siente más cómoda. Según ella, como aquí tiene menos seguidores, esto le permite tener un trato más cercano con ellos que en Instagram y así se siente mucho mejor.