El martes 5, en ‘Sálvame’, María Patiño dio una información: un inspector de Hacienda se personó en el hotel en el que Kiko Matamoros lleva instalado desde su separación de Makoke, y que este le había tratado mal. El Defensor de la Audiencia no quiso esperar a que llegara su colaboración en la corrala show para aclarar realmente qué había pasado y, de paso, explicar la situación de sus deudas económicas, por eso quiso entrar por teléfono y en directo en la tarde del miércoles 6.

Artículo relacionado

Matamoros, a través de una llamada al otro Kiko, pidió que le pusieran el micrófono y así poderse defender de todo lo que se estaba diciendo. “María Patiño, no sé quién te cuenta las cosas, pero esta vez te lo ha contado mal”, y empezó con sus puntualizaciones. “No he visto a ningún inspector de Hacienda en el hotel, ni he trabado ninguna conversación con un inspector. Estás mintiendo. La agencia Tributaria ha preguntado al hotel la manera en que yo pagaba mi estancia, si había alguna tarjeta de alguna empresa, y se le ha entregado toda la facturación que se ha generado en siete meses, con la forma de pago, los plazos, las fechas de facturación, etc…”; ha dicho en primer lugar.

“Eso lo primero y ahora lo segundo: No hay ninguna deuda de millón y medio ni nada parecido. Hay una deuda mía de un millón cien mil que efectivamente, se derivó en su día y se levantó esa derivación. Esa casa se puede vender siempre y cuando Hacienda esté en la notaría y cobre su parte correspondiente”.

“Y tres, Makoke tiene liquidada su deuda con Hacienda. Por lo tanto, si tu la sumas (su deuda) podría aproximarse al millón y medio, pero el millón trescientos mil de Makoke está liquidado. En el registro no se funciona al día, pero eso lo tiene liquidado”.