El biombo que les ha mantenido lejos del campo visual dentro de la sala de vistas no ha servido de nada a la salida del Juzgado número 1 de violencia sobre la mujer de Madrid. Ivonne Reyes (55 años) y Pepe Navarro (71 años) han protagonizado un tenso momento en plena calle y tras declarar ante el juez. El primero en salir ha sido el presentador, que ha tirado de ironía a la hora de valorar esta nueva cita en los tribunales. Por su parte, la actriz, muy seria, ha defendido su versión sobre los hechos.

Hay que remontarse a abril de 2022 para conocer la situación que les ha llevado a sentarse en el banquillo de los acusados este martes 14 de febrero. Ivonne Reyes visitaba el plató de 'Viva la vida' y, después de aportar su testimonio, entraba por teléfono un airado Pepe Navarro, que dejaba impactados a la actriz y a la presentadora Emma García. Una llamada de gran tensión que el director del espacio de Telecinco tuvo que cortar. Navarro estallaba y señalaba estar "harto de las mentiras de la farsante de Ivonne Reyes y de la otra farsante que se llama Vanessa Martín".

Después de aquellas durísimas palabras, Ivonne no dudó en tomar cartas en el asuntó y demandó al presentador por injurias y atentar contra su derecho al honor. Acusación en la que también añadió nuevos ataques posteriores, en los que Pepe la describía como "una mujer enferma e infeliz".

Tras la vista de este martes, en la que la Fiscalía ha pedido la absolución del presentador, Ivonne pasaba por detrás de Pepe Navarro. La situación no podía ser más rocambolesca, pues la actriz venezolana había pedido un biombo para evitar cualquier contacto en sala judicial con él. A pesar de todo, Reyes se ha mostrado "tranquila", y ha lanzado una firme advertencia: "Me siento injuriada y cada vez que este personaje vuelva a hablar de mi y a insultarme, aquí estaremos, tengo mucho miedo". Ahora solo queda esperar a la resolución del juez.