Aunque desde que mandaran aquel comunicado oficial informando sobre el "cese temporal de la convivencia" en 2007 han sido muy pocos los lugares que han compartido, parece que la infanta Elena y Jaime de Marichalar están más unidos que nunca en contra de una persona.

Según ha podido saber Look, los exduques de Lugo no aceptan la relación de Gonzalo Caballero con su hija Victoria. Al contrario de lo que se creía, Elena y Jaime creen que el cambio en la actitud de su hija coincide desde que sale con el joven torero. Y es que parece que a sus 19 años, la dulce y tímida Victoria se ha vuelto algo más rebelde cuya ajetreada vida social la ha llevado a ocupar las primeras filas del foco mediático, algo que sus padres quieren evitar a toda costa.

Artículo relacionado

Al parecer, tras multitud de discusiones, Elena le habría pedido ayuda a su exmarido, quien habría tomado una actitud mucho más conciliadora con su hija.

Este sería un obstáculo más en la relación de Victoria y Gonzalo, quien ya contaba con la negativa de Froilán, su hasta hace unos meses amigo. Cabe recordar que esta amistad se rompió cuando el joven torero empezó a mostrar interés por Victoria. Una decisión que también enfrentó a los hermanos recientemente.

Pero la historia no queda así, según ha podido confirmar El Mundo: "Froilán sospecha que Caballero está detrás de algunas de las informaciones aparecidas en prensa que alimentaban la supuesta enemistad entre su novia, Mar Torres, y su hermana". Y es que, según la publicación Mar no vería con buenos ojos a Gonzalo desde que lo conoció.