Cuando todavía no nos hemos recuperado del posado más familiar de don Juan Carlos junto a sus hijas y cinco de sus nietos y se habla, incluso, de que el rey emérito podría estar pasando unos días en Sanxenxo (Pontevedra), han salido a la luz unas conversaciones del futbolista Gerard Piqué con Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de fútbol que salpicarían al padre de Felipe VI.

Artículo recomendado

La teoría más surrealista que arrasa en twitter y que apunta a que el rey Juan Carlos está en Sanxenxo

La teoría más surrealista que arrasa en twitter y que apunta a que el rey Juan Carlos está en Sanxenxo

En el plató de 'Espejo Público' se estaba tratando este tema cuando don Juan Carlos no ha tenido reparos en confirmar la información con un mensaje a Susanna Griso: "Susanna, desmiéntelo categóricamente. Me puso Piqué un WhatsApp para verme, pues venía a Abu Dabi a presentar su Copa Davis y le dije muy amablemente que no estaría aquí, pero de lo otro nunca", dice el mensaje con el que el monarca se desvincula de cualquier gestión pero corrobora que Gerard Piqué y Luis Rubiales trataron de fijar una cita con él.

Susanna Griso

Susanna Griso recibe un mensaje en directo del rey Juan Carlos

Atresmedia

Según ha publicado el Confidencial, Piqué y Rubiales tenían intención de recurrir al rey Juan Carlos para que actuara de intermediario y así les ayudara a firmar un contrato que tenía como objetivo el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí obteniendo una comisión de hasta 24 millones de euros.

"¿Crees que acercándonos al Rey... puede ayudar... que tiene muy buena relación con la gente de allí, con los reyes o quien sea de los saudíes? (...) Creo que el Rey aquí nos podría ayudar seguro. El emérito, ¡eh!", aclaró el capitán del F.C. Barcelona a Luis Rubiales el 12 de mayo de 2019.

Lo que es una realidad es que a pesar de llevar casi dos años lejos de España, el rey Juan Carlos sigue protagonizando historias de lo más controvertidas.