Iñaki Urdangarin viajaba recientemente a Ginebra para visitar a su hija Irene y a la infanta Cristina. Un reencuentro del que informaba en exclusiva Lecturas y sobre el que Pilar Eyre dio los detalles más significativos. Porque desde que nuestra revista publicaba las fotos del exduque de Palma destapando su relación extramatrimonial con Ainhoa Armentia, el aún matrimonio y su entorno no dan un paso en falso ni toman decisiones anecdóticas. Durante la semana que Iñaki Urdangarin pasó en la ciudad Suiza, tuvo lugar "una conversación importante, imprescindible" con la infanta Cristina, sin gestos de cariño y sin sonrisas, "para diseñar su porvenir y el de sus hijos", como subrayaba Pilar Eyre en nuestras páginas. Poco después de ese vital cara a cara, han empezado a tramitar su divorcio.

Artículo recomendado

Iñaki Urdangarin, en la ruina: "La infanta Cristina le pasará una asignación económica al mes"

Iñaki Urdangarin, en la ruina: "La infanta Cristina le pasará una asignación económica al mes"

Tal como nos dijo la propia Cristina de Borbón, "la separación era irreversible y el divorcio inevitable". Sin perdón, sin posibilidad para la reconciliación. Sin vuelta atrás. El proceso ya está en marcha y la demanda se presentará en Ginebra, como publica ¡Hola!. Como toda circunstancia de este calibre hay mucho en juego. De ahí que vayan a tomarse su tiempo y estén enfocados en no abandonar en ningún momento las formas ni en salirse de una hoja de ruta pausada, para no dejarse llevar a tomar decisiones desesperadas que levanten polvareda. Por respeto a todo el amor que se han profesado durante su relación pero también por el bienestar y equilibrio de sus hijos. Pues, si un detalle nos dejaba claro la hermana de Felipe VI, es que en todos los pasos que está dando tiene muy presentes a Juan, Pablo, Miguel e Irene, a pesar del impacto, la frustración, la decepción y el enfado que ha supuesto para ella enterarse de la relación de su marido por nuestra revista.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA La conversación inevitable e imprescindible de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Ginebra

EXCLUSIVA La conversación inevitable e imprescindible de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin en Ginebra

Precisamente, la situación de Irene Urdangarin respecto a la relación con sus padres es uno de los puntos clave de este procedimiento. De todos los hijos de Iñaki y Cristina es la única que aún es menor de edad y, por lo tanto, además de fijar la pensión de manutención, también se debería poner sobre la mesa la regulación de su custodia. Como ha contado Pilar Eyre, el exduque de Palma está en la ruina, no trabaja y es la infanta la que se encarga de pasarle una asignación mensual. Cristina también mantiene económicamente a todos sus hijos. Sin duda, la situación económica de Urdangarin podría ser clave para la resolución de este aspecto, aunque como ha demostrado la hija de Juan Carlos y Sofía tiene detalles de enorme generosidad para su todavía marido, a pesar de la traición.

De esta manera, el aspecto económico es también un punto caliente del acuerdo de divorcio que más pronto que tarde les separará para siempre. Antes de casarse, firmaron las capitulaciones matrimoniales, es decir el contrato en el que establecieron la relación económica durante su matrimonio, que figura en el Registro Civil de la Familia Real, y que podría marcar la repartición de sus bienes y patrimonios.