El príncipe Luis de Luxemburgo y Scarlett-Lauren Sirgue han sorprendido este miércoles 22 de febrero al mundo al anunciar que ha decidido poner fin a su relación. Una noticia que ha pillado a todo el mundo completamente desprevenido ya que ha pasado menos de un año desde que la Gran Casa Ducal de Luxemburgo anunciaba su compromiso con Scarlett-Lauren Sirgue, en el que iba a ser su segundo matrimonio. Sin embargo, el ‘sí, quiero’ nunca se va a llegar a celebrar, ya que la pareja ha tomado caminos separados, tal y como han confirmado a la revista ‘Point de Vue’.

Artículo recomendado

Luis de Luxemburgo anuncia su compromiso con Scarlett-Lauren Sirgue

Luis de Luxemburgo anuncia su compromiso con Scarlett-Lauren Sirgue

“No nos vamos a casar. Sin embargo, no hubo sombra, ni hubo ningún problema en nuestra pareja, sino diferencias fundamentales de opinión que han llevado a tomar esta decisión”, ha asegurado Luis de Luxemburgo a la mencionada publicación en la entrevista que ha concedido junto a Scarlett-Lauren Sirgue.

Luis de Luxemburgo y Scarlett-Lauren

Luis de Luxemburgo y Scarlett-Lauren, en una imagen de archivo

Instagram

Su enlace con Scarlett-Lauren Sirgue iba a ser el segundo de Luis de Luxemburgo, quien ya pasó por el altar con Tessa de Luxemburgo el 20 de septiembre de 2006. Sin embargo, en enero de 2019, la Gran Casa Ducal anunciaba su separación. Entonces el príncipe conseguía rehacer su vida y confirmaba su relación con la que hasta ahora era su actual pareja con un posado navideño en diciembre de 2020.

Artículo recomendado

Tessy de Luxemburgo, exmujer del príncipe Louis, anuncia su embarazo

Tessy de Luxemburgo, exmujer del príncipe Louis, anuncia su embarazo

Desde entonces, su historia de amor se ha afianzado, hasta el punto de que la Gran Casa Ducal anunciaba su compromiso el pasado mes de abril mediante un comunicado que rezaba: "Estamos muy contentos de anunciar el compromiso de nuestro hijo, el príncipe Luis, con la señorita Scarlett-Lauren Sirgue. Los príncipes Gabriel y Noah se unen a nosotros para dar a la nueva pareja todo nuestro cariño. Les deseamos una inmensa felicidad”. Sin embargo, finalmente la boda no se va a celebrar.