No han sido unos días fáciles para Kate Middleton y el príncipe Guillermo. Tras el fallecimiento el pasado 8 de septiembre de Isabel II, los príncipes de Gales han hecho frente a largas jornadas en las que, con gran tristeza, se han despedido para siempre de la monarca. Sin embargo, tras su entierro en la capilla de San Jorge, la agenda continúa para la pareja, que este jueves 22 de septiembre ha protagonizado su primera salida tras el funeral de la soberana por un motivo muy especial.

Artículo recomendado

Así fue el frío reencuentro de Meghan Markle y Kate Middleton

Así fue el frío reencuentro de Meghan Markle y Kate Middleton

En su primer acto público tras despedirse para siempre de Isabel II, Kate Middleton y el príncipe Guillermo han querido rendir un bonito homenaje a todos los voluntarios que hicieron posible que el último adiós a la soberana saliera tal y como estaba previsto. En concreto, los príncipes de Gales se han reunido con varias de las personas que pusieron a disposición de la monarca su tiempo por última vez.

Kate Middleton Guillermo

Kate Middleton y el príncipe Guillermo reaparecen en público tras el último adiós a Isabel II

GTRES

Un acto en el que la pareja se ha mostrado muy cercana con todas las personas que los acompañaron en uno de los momentos más duros y tristes de su vida. De hecho, durante esta salida se ha podido ver a Kate Middleton y el príncipe Guillermo mucho más relajados e incluso compartiendo bromas y confidencias con los presentes.

Artículo recomendado

Guillermo y Kate Middleton, nuevos duques de Cornualles, heredan una suculenta fortuna

Guillermo y Kate Middleton, nuevos duques de Cornualles, heredan una suculenta fortuna

Eso sí, como gesto de respeto, tanto Kate Middleton como el príncipe Guillermo han vestido de riguroso luto. En el caso de la princesa de Gales, ha optado por un abrigo de inspiración militar con grandes botones dorados al centro de Dolce & Gabbana, el cual también lució durante el primer evento público al que asistió tras el funeral del duque de Edimburgo. Por su parte, el heredero al trono ha recuperado el traje de chaqueta tras despedirse de su abuela con uniforme militar, al que ha añadido una corbata en color negro.