Rocío Carrasco no deja de destapar episodios de lo más incómodos relacionados con los Mohedano. La hija de Rocío Jurado está haciendo un relato en ‘En el nombre de Rocío’ en el que está revelando algunas de las situaciones que marcaron la relación de Rocío Jurado con sus hermanos. El pasado lunes, día en el que Rocío visitó el plató del programa para comentar todo lo relacionado con su docuserie, salió a la luz uno más relacionado con su tía Gloria Mohedano. Rocío Carrasco contó cómo en una ocasión Rocío Jurado tuvo que pedir dinero a su hermana y la reacción de Gloria fue de lo más llamativa.

Artículo recomendado

Rocío Carrasco rompe a llorar, muy nerviosa, en su noche más complicada en 'En el nombre de Rocío'

Rocío Carrasco

Rocío Carrasco se ha remontado al instante en el que “mi madre hay un momento en el que no tiene liquidez para hacer frente a algo que tenía que hacer y Gloria tenía dinero”. La protagonista de la docuserie más comentada, ha revelado que “mi madre la llama y le dice que si le puede dar dinero (millones de pesetas) y ella le presta el dinero, mi madre acuerda con ella que se lo va a ir pagando”. Lo llamativo llegó en el momento en el que Rocío Jurado le devolvió el dinero a su hermana. “Yo lo que sé es cuando ella va a terminar el último pago a su hermana, Gloria le dice que muy bien, que es el último pago pero que faltan los intereses. Y mi madre le preguntó que qué intereses y Gloria le dijo ‘lo que me hubiese generado en el banco el dinero que te he dado’. Y mi madre le dio los intereses”, ha comentado Rocío sobre esta petición que Gloria Mohedano le hizo a Rocío Jurado.

Rocío Carrasco
Mediaset

Al contar todo esto, Rocío Carrasco se ha remontado a otros episodios con los que también se quedó atónita en su día relacionados con el comportamiento de su tía Gloria Mohedano. “Estamos hablando de una señora que el día en el que muere mi madre me pide el mueble del salón”, ha recordado. Algo a lo que ha añadido que “esta señora llegaba a mi casa en La Moraleja y le decía ‘Ay Rocío hija, qué casa tan bonita te has comprado, ¿qué va a decir ahora la gente de que tu hermana viva en un piso? Que ella vivía en un piso pero un buen piso”. Gestos que Rocío Carrasco no ha dudado en destapar para que todo el mundo entienda la nula relación que mantiene con su familia materna y todo lo que se escondía detrás de esta tensión.