Los últimos episodios de la docuserie 'Rocío: contar la verdad para seguir viva' han provocado que Rocío Flores esté en boca de todos. Aunque la joven ha manifestado su posición de mantenerse en silencio, son muchas las informaciones que día a día salen a la luz sobre cómo era la nieta de Rocío Jurado cuando se produjo esa terrible escena que terminó con Rocío Carrasco en el hospital.

Este sábado, María Patiño ha contado que Rocío Flores sentía pánico de alcanzar la mayoría de edad. Con 15 años, la exsuperviviente se fue a vivir con Antonio David Flores y su vida cambiaba de manera radical: "Fue condenada por maltrato habitual a 6 meses de libertad vigilada", recordaba la presentadora de 'Socialité' y una vez que terminó ese episodio "se realizó un seguimiento de ella que resultó favorable".

Artículo relacionado

rocio flores estudiante

Rocío Flores, con gesto serio

Gtres

"Rocío Flores tenía pavor a cumplir 18 años por lo que implicaba salir a los medios de comunicación", ha revelado María Patiño dejando entrever que la joven sentía auténtico terror de que trascendiera el episodio de agresión a Rocío Carrasco por el que fue acusada tres años atrás. Tal y como ha confesado la propia hija de Rocío Jurado, fue ella quien durante años impidió que esa situación tan desagradable se hiciera pública en los medios de comunicación.

Aunque la situación era conocida en todas las redacciones, nada trascendió. La primera vez que Rocío Flores pisó un plató de televisión fue en 2017, con 20 años, cuando se trasladó hasta los estudios de Mediaset para recibir a Gloria Camila tras la estancia de esta en 'Supervivientes'. Por aquel entonces se mostró tímida y se limitó a abrazar a su tía, nada hacía presagiar todo lo que ahora acontece a su alrededor.