El pasado viernes se celebró la boda de Diego Matamoros y la expectación era máxima… ¿Acudiría su padre, Kiko? Finalmente, el colaborador olvidó las polémicas y se presentó en el enlace de su hijo. En una conversación telefónica con el programa ‘Sálvame’, Kiko Matamoros explicó que tuvo sentimientos encontrados al asistir a la boda.

Artículo relacionado

“Por un lado la alegría de ver a tu hijo feliz y, por otro, que no estuviera su hermana no me gustó, ni las formas en las que se produjo y menos públicamente”, dijo el colaborador. Sin embargo, Kiko Matamoros dijo sentirse satisfecho con la decisión de asistir al enlace: “Me alegré en el momento que la tomé. Ya me sentí mejor y más relajado”.

El padre de Diego Matamoros contó en su conversación con ‘Sálvame’ que “no es que les tuviera que pedir permiso” a Makoke y a su hija, sino que para él “lo correcto era comunicárselo”. El colaborador aclaró que ambas lo entendieron perfectamente y que Makoke le dijo que había acertado con su decisión.

“Saludé a mis hijas, a mis otras hijas y a algunos amigos que estaban allí, a algunos amigos que estaban allí”, explicó Kiko. Sobre su encuentro con su ex mujer Marian Flores, dijo: “Fui a saludarla, a darle dos besos y ella me tendió la mano. Tampoco cruzamos palabra”.

Kiko Matamoros también habló sobre la actitud que su hijo Diego hacia él. “Yo creo que ha sido injusto, pero bueno, ya está, ahí está y no tiene arreglo”, dijo. Para el colaborador, el futuro de la relación entre ambos es incierto: “No confío porque no tengo elementos para poder tener una opinión optimista".

Eso sí, después de la boda tuvieron contacto, tal y como contó Kiko Matamoros en su conversación telefónica en ‘Sálvame’. “Me puso un mensaje y yo se lo contesté en buenos términos”, aseguró.