'La Voz' siempre consigue emocionarnos. El concurso musical reúne a decenas de aspirantes con un sueño común: la música. Es ese sueño el que hace que conecten a la perfección con sus coaches y el que permite que nosotros disfrutemos de momentos tan emotivos como el que protagonizó este sábado Pablo Alborán.

El cantante malagueño, que se estrena esta edición como coach de 'La Voz', se subió al escenario por petición unánime del público. Lo hizo para acompañar a uno de los aspirantes, pero uno que no forma parte de su equipo. Se trata de un pupilo de Alejandro Sanz. Hablamos de Miguel Moreno, quien no dudó en cantar 'Por Fin', del propio Alborán, ante él mismo.

Sucedió durante la segunda gala de asaltos de esta edición de 'La Voz'. La actuación de Miguel Moreno provocó una oleada de emociones tan fuertes que nadie pudo disimular su asombro. Ni el propio Pablo Alborán. Lo que no se esperaba era que, al terminar la actuación, el público hiciese una petición unánime: que el propio Alborán se subiese al escenario para compartir acordes con Miguel Moreno.

La grandeza vocal y la emoción puesta por parte de ambos hacen de este dueto uno de los momentos más emocionantes de esta edición de 'La Voz'. De Pablo Alborán y su talento nos esperamos cualquier cosa, quien nos sigue conquistando programa a programa es Miguel Moreno, empeñado en superarse a si mismo y a sus miedos en cada actuación.