Repararlo en 1 h

Se me ha roto un diente

Muchos dentistas hacen ya al momento un escáner de la pieza a reparar y la impresión del trozo que falta para encajarlo como un guante

Se me ha roto un diente: cómo solucionarlo en una hora

Actualizado a


Cuando una pieza dental ha perdido su estética o integridad, para devolvérsela, las consultas dentales más innovadoras están utilizando la tecnología 3D. "Puede emplearse en consulta para hacer carillas, coronas y empastes cuando falta un trozo de diente, hay un defecto de color en él o se ha perdido sustancia dental por la presencia de una caries. Se trata de pequeñas restauraciones", explica Óscar Castro, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos y Estomatólogos de España. En cambio, cuando hay que realizar prótesis (varias piezas dentales) se debe pasar necesariamente por los técnicos de laboratorio, que también están trabajando ya con la tecnología 3D. Es decir, no puedes salir de la consulta con ella el mismo día.

Escaneo de la pieza e impresión

El sistema se denomina CAD/CAM y su utilización por parte de los dentistas acaba de ser avalada por la Agencia Española del Medicamento. Consiste en un escáner que toma una imagen de la pieza dental a restaurar y la envía al ordenador. Este, mediante un software específico, diseña la restauración, que se imprime en 3D directamente en la consulta. La impresora funciona con un bloque cerámico, como si fuera un dado de parchís algo más grande, que se va fresando, es decir desgastando, hasta tener la forma necesaria. "Luego solo hay que colocarlo. El proceso puede completarse en una hora", asegura el doctor Castro.

Cómo se hacía hasta ahora

El CAD/CAM es algo tan nuevo que todavía no está completamente extendido: solo el 2% de los dentistas españoles trabaja con este sistema, frente al 20% en Suiza o Canadá, según el fabricante Dentsplysirona. En la mayoría de clínicas dentales aún se usa una masa de impresión blanda que, cuando se mete en la boca, se fragua de forma elástica dentro de ella para tomar un modelo de la misma. Una vez endurecida, se obtiene un positivado en escayola. Las reparaciones en sí se hacen sobre el diente, con una pasta fotopolimerizable sobre la que se añaden capas que se endurecen con una lámpara de polimerizar, hasta obtener la anatomía que quieres. Es el método más común para restaurar dientes.

Las ventajas del nuevo sistema

Sobre el sistema tradicional, el CAD/CAM ofrece muchas ventajas al paciente, según Óscar Castro. "Le evita molestias pues la masa de impresión convencional, por ejemplo, puede resultar desagradable y ocasionar atragantamientos. Además, ahorra mucho tiempo: en una sola sesión se va con la pieza restaurada. Y, sobre todo, el ajuste es mucho mejor, pues la restauración está hecha por ordenador con precisión milimétrica en base al escáner del diente natural sobre el que se coloca. Es como si se rompiera el asa de una taza, la pegases y no se notase nada. No hay bordes oscuros en las coronas".

Sus posibles 'peros'

El presidente del Consejo de Dentistas no le encuentra ninguno. "Falta aún su mayor implantación porque, como cualquier otra nueva tecnología, requiere de una inversión por parte del dentista". ¿Y qué pasa con el precio? Como la tarificación en las consultas es libre, puedes encontrar de todo. "En cualquier caso, las ventajas son tantas sobre el sistema tradicional... No es comparable", concluye Castro.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?