En la madurez

Quiero volver a disfrutar del sexo

Porque la edad no tiene que estar reñida con gozar de una buena salud sexual, si en tus relaciones notas molestias o has perdido interés, confía en tu médico y explícale lo que te sucede. Puedes volver a sentirte a gusto en tus relaciones con soluciones sencillas y naturales

Disfrutar del sexo en la madurez

Actualizado a

La sexualidad de las mujeres ha sido la gran olvidada en las consultas médicas –asegura el doctor Santiago Palacios, director del Centro Médico Instituto Palacios de Salud y Medicina de la Mujer-. No se han atrevido a preguntar o consultar sus problemas porque creían que no tenían solución o porque no se sentían cómodas con su médico". Muchos especialistas aún hoy no se ocupan de ello porque tienen un concepto equivocado de la sexualidad femenina: o normalizan el problema o tienen la idea de que es muy complicado y difícil de tratar. "Afortunadamente, en los últimos años, ha habido un gran despertar de la sexualidad femenina –apunta Palacios–, las mujeres que han tenido una vida sexual rica no están dispuestas a perderla".

La falta de deseo

Es el trastorno más frecuente y, con la llegada de la menopausia, se acentúa: afecta a una mujer de cada tres. Se trata de "un problema complejo porque intervienen la edad, las enfermedades o las vivencias sexuales previas, unidos a la disminución hormonal", apunta el doctor Palacios. Y por eso, como señala la especialista en medicina natural Alba Violeta, "es importante tratar la menopausia de forma individualizada y como un todo fisiológico y emocional. Lo importante, en cualquier caso, es no olvidar que la falta de deseo es como la punta del iceberg. Tiene que ver con la situación personal y emocional y con la forma en que una mujer se ve a sí misma".

Existen plantas medicinales que ayudan a aumentar la libido:

  • Son eficaces los extractos de maca, una raíz de origen andino, que se toman habitualmente en comprimidos.
  • También resultan útiles las cápsulas elaboradas a base de trigonella, trigulus, damiana y ginko biloba.

En cuanto a los métodos que pueden aplicar los ginecólogos...:

  • Lo más novedoso son los tratamientos con testosterona a dosis bajas, que disminuyen la serotonina en el cerebro (que baja el deseo) y estimula la dopamina (la causante de las sensaciones placenteras).

Excitación y orgasmo

La falta de estimulación y los problemas para alcanzar el clímax suelen ir asociados. "Con la edad, la excitación disminuye o es más lenta y los orgasmos son menos intensos, aunque puedan proporcionar la misma sensación de satisfacción", asegura Palacios. La razón está en un hecho fisiológico: disminuye la irrigación sanguínea de toda la zona sexual, de la vagina al clítoris. Cualquier sustancia que aumente la vasodilatación puede mejorar la situación, como es el caso de los estrógenos aplicados localmente en forma de cremas o geles.

Sequedad y dolor

También se presentan en la menopausia. ¿La causa? La vagina se atrofia y los estrógenos caen en picado. Tomar aceite de onagra puede ayudar y, como lubricante vaginal, resulta muy efectivo el aceite de oliva. A nivel médico, para solucionarlo se están usando, además de fármacos que contrarrestan la bajada de estrógenos, el ácido hialurónico y el láser vaginal.

Debilidad del suelo pélvico

La menopausia también ocasiona o agudiza la pérdida del tono muscular del suelo pélvico, lo que, junto a la falta de lubricación, hace que las contracciones de las paredes vaginales que se producen durante el orgasmo sean menos intensas y duraderas. En este caso, practicar la gimnasia pélvica, los llamados ejercicios de Kegel, ayuda a mantener tonificados estos músculos y a aumentar la intensidad de los orgasmos.

Elena Castelló

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?