Stop incontinencia

Cómo hacer bien los ejercicios de Kegel en casa

Son los que se recomiendan en casos de pérdida de orina. Puedes hacerlos tú sola, pero con cuidado

Ejecicios de kegel

Actualizado a

Se estima que el 25% de las mujeres de 50 años tienen algún episodio de incontinencia urinaria. Para evitar la aparición de este molesto trastorno es muy importante no descuidar la musculatura del suelo pélvico (que actúa como principal sostén de la vejiga). Para evitarla suelen recomendarse los ejercicios de Kegel.

¿En qué consisten?

Los ejercicios de Kegel se basan en contraer y distender la zona y son un arma sencilla y eficaz para fortalecerla, incluso si ya se tienen pérdidas. Se calcula que hasta el 50% de los casos de incontinencia urinaria de esfuerzo (la que se produce al estornudar, levantar peso, toser...) mejoran con estos ejercicios. Lo mejor es que acudas a un fisioterapeuta, que te orientará sobre la manera correcta de llevarlos a cabo. En los servicios de fisioterapia se emplean dispositivos intravaginales para enseñar a realizar esos ejercicios con la potencia y cadencia adecuada y evitar así que puedan perjudicar más que ayudar.

Cómo hacerlos en casa

Se contraen los mismos músculos que detienen la orina, se aguanta de 3 a 5 segundos y se descansa el mismo tiempo. Poco a poco se llega a 10 segundos. Hay que hacer de 10 a 20 repeticiones tres veces al día. Consisten en contraer el esfínter anal (como si retuvieras un gas); el esfínter uretral (como si aguantaras la orina), y vaginal (como si retuvieras un tampón). Para saber si lo estás haciendo bien, puedes introducir un dedo o un vibrador en la vagina y apretarlo sin dejar de respirar. Es importante que no contraigas ni las nalgas, ni la barriga, ni las piernas. Al principio puede costar un poco, pero con la práctica será mucho más sencillo.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?