Una base de masa quebrada crujiente, una suave crema de chocolate, el sabor de la mermelada de albaricoque, y...¡un toque de sal en escamas! Y es que semejante contraste de sabores en esta tarta de chocolate no te dejará indiferente. Y es que la sal, no solo intensifica el sabor en carnes, pescados, verduras..., sino que cuenta también con un gran efecto potenciador dentro del mundo dulce, y de forma muy especial, en el chocolate, al que da nuevos matices muy agradables al paladar. 

Para que la tarta de chocolate sea un éxito asegurado, nada como preparar tu propia masa casera. Recuerda no trabajarla en exceso, únicamente lo necesario para integrar bien todos los ingredientes, y reposar en frío antes de extenderla. Puedes hacer esta operación con rodillo o con las manos.

Si te gustan las combinaciones sorprendentes con chocolate, no te pierdas esta tarta de chocolate con especias, esta tarta de chocolate y naranja o esta tarta de chocolate y menta con pistachos

 

Ingredientes paraTarta de chocolate negro con un toque de sal

  • Para la pasta
  • 250 gramos de Harina
  • 150 gramos de Mantequilla
  • 80 gramos de Azúcar
  • 1 Huevo
  • 45 gramos de Almendras molidas
  • Sal
  • Para el relleno
  • 200 gramos de Chocolate Negro fondant
  • 150 mililitros de Nata Para Montar
  • 50 gramos de Mantequilla
  • 300 gramos de Mermelada De Albaricoque
  • Para decorar
  • 2 Albaricoques
  • hojas de Menta
  • Sal En Escamas

Cómo hacer tarta de chocolate negro con un toque de sal

1. Extiende la masa

Reblandecer los 150 g de mantequilla y mezclar con el resto de ingredientes de la pasta hasta lograr una masa compacta. Dejar reposar unos minutos en el frigorífico, extenderla y forrar un molde para tartas desmontable. Pinchar la pasta con un tenedor y hornearla 20-25 minutos a 180°.

1. Extiende la masa

2. Prepara la crema de chocolate

Calentar mientras la nata, justo hasta que empiece a hervir. Verterla en un cuenco sobre el chocolate cortado en trocitos y remover para que se derrita. Añadir la mantequilla reblandecida y troceada y remover de nuevo para integrarla y lograr una crema suave y brillante. Reservar.

2. Prepara la crema de chocolate

3. Vierte en la base

Retirar la base de la tarta del horno, dejarla enfriar, desmoldarla y rellenarla con una capa fina de mermelada. Verter encima la crema de chocolate y guardar la tarta en el frigorífico 1 hora, como mínimo, para que se cuaje. Decorar con los albaricoques en gajos, la sal y la menta lavada y seca.

3. Vierte en la base

Trucos para una tarta de chocolate perfecta

  • Prueba a hacer tu propia mermelada de albaricoque en casa cuando esta fruta está de temporada, tu tarta ganará en sabor.
  • Hoy otras frutas que quedan ideales con esta combinación chocolate y sal, el melocotón, el mango, las fresas, las frambuesas..., elige tu favorita.
  • Un truco para que la masa no se reblandezca con la humedad del relleno, es pincelar primero la base con una capa fina de chocolate fundido. Al solidificar, hará de aislante del relleno y la masa permanecerá crujiente.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla