Esta tarta en forma de helado lleva muy pocos ingredientes y solo necesitas una batidora y unos moldes para tenerlo todo listo en pocos minutos. Al igual que en las tartas tradicionales hemos hecho una base de galleta y los frutos rojos que suele llevar la cobertura los hemos incluido en la mezcla de queso.

Son perfectos para una merienda veraniega y para invitar a los amigos, porque además de estar muy buenos, son superbonitos. Si queremos hacer en cantidad solo tenemos que duplicar las cantidades que proponemos.

Si eres fan de los polos, en Cocina Fácil tenemos muchas otras recetas que te encantarán, como los de kiwi, lima y sandía; los de chocolate y plátano o los de leche merengada.

Ingredientes paraPolos caseros de cheesecake (con vídeo)

  • 8 Galletas Digestive
  • 300 gramos de Frambuesas
  • 25 gramos de Mantequilla
  • 200 gramos de Queso Mascarpone
  • 200 gramos de Yogures Griegos
  • 30 gramos de Azúcar Moreno

Cómo hacer polos caseros de cheesecake (con vídeo)

1. Tritura las galletas

En un bol, desmenuza las galletas con las manos. También puedes triturarlas en la batidora. Derrite la mantequilla en el microondas con intervalos cortos de 10 segundos. Mezcla la galleta triturada con la mantequilla derretida y amasa con las manos hasta conseguir que quede compacta. Reserva.

1. Tritura las galletas

2. Bate el resto de ingredientes

Pon en la batidora, procesador de alimentos o robot de cocina, las frambuesas, el queso, el yogur y el azúcar.

2. Bate el resto de ingredientes

3. Corrige el dulzor

Tritura a máxima potencia hasta conseguir una mezcla homogénea y que los ingredientes estén bien integrados. Prueba de dulzor y corrige a tu gusto.

3. Corrige el dulzor

4. Rellena los moldes

Utiliza unos moldes para helados. Los nuestros son de los que se rellenan de forma horizontal. Rellena con galleta la parte baja del cada molde para hacer de base, presiona para que quede compacta y llena el resto con la mezcla de queso.

4. Rellena los moldes

5. Congela y ¡listo!

Introduce los moldes en el congelador un mínimo de 4 horas. Pasado este tiempo, ya puedes desmoldar los polos con cuidado y... ¡a comer!

5. Congela y ¡listo!

Consejos para tus polos de cheesecake:

  • Si prefieres puedes usar otros tipos de galleta para la base, como galletas maría o tipo Oreo. Sigue el mismo proceso que hemos hecho con las digestive.
  • Utiliza cualquier otro fruto rojo si quieres sustituir las frambuesas (moras, arándanos, grosellas, fresas...).
  • Si te cuesta desmoldar los helados prueba a ponerlos debajo del grifo con agua caliente unos segundos.
  • Si tus moldes se rellenan de forma vertical, llénalos con la mezcla de queso dejando un espacio para poner después la galleta. Congela un par de horas, pasado ese tiempo introduce un palito en cada molde y rellena con la galleta el hueco que faltaba.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla