AVES

Pollo caprese al pesto

Disfruta de esta mediterránea forma de preparar el pollo, rellenando las pechugas con tomates, mozzarella y albahaca. Se hornea y se sirve con una salsa pesto casera.

Personas: 4 Tiempo: 55 min Calorías: 198 Cal

pollo_caprese_al_pesto

Ingredientes para Pollo caprese al pesto

  • 4 pechugas de pollo deshuesadas
  • 2 bolas de queso mozzarella
  • 2 tomates maduros medianos
  • 16 hojas de albahaca fresca
  • sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • pimienta
  • Para la salsa pesto
  • 1 manojo de albahaca fresca
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de piñones pelados
  • sal
  • pimienta
  • 50 gramos de queso parmesano
  • 150 mililitros de aceite de oliva

Dieta: Mediterránea

Temporada: Todo el año

Técnica: Horno

Tipo Plato: Segundos platos y platos principales

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (9 votos)

Actualizado a

Las pechugas de pollo rellenas de caprese al pesto son un plato ideal para todas aquellas personas que están cansadas de comer siempre a la plancha la pechuga de pollo, y buscan alguna alternativa sabrosa pero poco complicada. Y es que se trata de una de las recetas de pollo relleno más fáciles de hacer. 

Como verás a continuación, solo tienes que hacer unos cortes en las pechugas de pollo y rellenarlos con tomate, mozzarella y albahaca, los ingredientes principales de la clásica caprese, una típica ensalada italiana originaria de Capri (localidad de la que procede su nombre). 

Además, como se hace al horno, solo tienes que preocuparte de precalentarlo y programar la alarma del reloj para que te avise cuando ya están. Y para acompañarlas, una sencilla y efectiva salsa pesto que, al llevar albahaca también, le sienta de maravilla. 

¿Quieres saber todos los detalles para hacer las pechugas de pollo rellenas de caprese al pesto? Aquí los tienes. ¡Es superfácil!

Cómo hacer Pollo caprese al pesto

1. Prepara la salsa pesto

1. Prepara la salsa pesto

Deshoja la albahaca e introduce las hojas en el vaso de la batidora. Añade el aceite, el ajo pelado, 3/4 partes de los piñones, el queso y una pizca de sal y tritura con la batidora hasta obtener una salsa pesto fina. Resérvala.

2. Corta los tomates

2. Corta los tomates

Lava los tomates y retírales el pedúnculo. Córtalos en rodajas no muy gruesas. Escurre las mozzarellas y córtalas también en rodajas.

3. Introduce las rodajas

3. Introduce las rodajas

Haz 4 cortes transversales sobre las pechugas de pollo, sin llegar a cortarlas del todo. Introduce en cada corte 1 rodaja de mozzarella, 1 de tomate y 1 hoja de albahaca.

4. Hornea el pollo

4. Hornea el pollo

Coloca las pechugas en una fuente de horno, salpimiéntalas y rocíalas con el aceite. Introduce en el horno precalentado a 190° y cocina unos 30 minutos.

5. Sirve con el pesto

5. Sirve con el pesto

Retira del horno y sirve con la salsa pesto y los piñones reservados, un poco tostados en una sartén sin aceite.

El truco:

Si durante el horneado ves que se tuesta demasiado la superficie, tapa las pechugas con un papel sulfurizado.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?