Comprar un aguacate y que esté en su punto en el momento en el que quieras comerlo es casi como que te toque la lotería. Cuesta mucho saber cuándo están listos para que los consumamos y cuando tenemos que esperar un poco, incluso es difícil saber cuándo están pasados a simple vista.

El aguacate es una fruta (sí, porque tiene una semilla en su interior) que sirve para prepara un sinfín de recetas riquísimas y muy fáciles de hacer. Desde una ensalada, al archiconocido guacamole, un batido o incluso para acompañar un refrescante ceviche. Pero para que todas estas recetas sean perfectas, el punto del aguacate también debe serlo.

Y es que, quien no ha ido a comerse un aguacate con una pinta excelente y lo ha tenido que desechar porque estaba picado. Si no quieres que eso vuelva a pasarte nunca más, atención a estos trucos que te van a ayudar a saber cuándo está maduro un aguacate.

Tartar de tomate y aguacate de David Bustamante
Istock

Cómo saber si un aguacate está maduro

1. Color

El color exterior de un aguacate nos indica en qué punto está. Aunque a veces engaña, puede ser un buen punto de partida para decidir si un aguacate está listo.

  1. Verde claro: todavía le faltan unos días para madurar. Si lo abres estará duro y será incomible.
  2. Verde oscuro casi negro: el aguacate puede estar ya listo para su consumo.
  3. Negro tirando a rojizo: lo más probable es que este aguacate se haya pasado. Lo mejor es abrirlo para ver cómo está en el interior y aunque no lo veas picado pruébalo para asegurarte de que tiene buen sabor antes consumirlo.

2. Textura

Toma el aguacate en la palma de tu mano y presiona su piel suavemente con los dedos. Si se hunden ligeramente es bastante probable que ya se pueda consumir. Si hay bastante resistencia, tendrás que esperar un poco más.

3. Tallo

Hay dos maneras de saber si un aguacate está maduro prestando atención al tallo.

  1. Presionar: si presionamos el tallo con un dedo y no hay resistencia, notamos que la carne están blandita, es que se puede consumir.
  2. Retirarlo: si cuando lo quitemos vemos un tono amarillo suave es que ya está lo suficientemente maduro. Si es verde es que todavía le falta algo de tiempo y si es muy oscuro es que se ha pasado.

4. Estado de la piel

Cuanto más maduro está un aguacate, más "defectos" vemos en su piel, si está muy lisa significa que todavía no podemos consumirlo, en cambio, si está muy rugosa, tiene estrías, grietas... lo más probable es que se haya pasado un poco.

5. Etiquetado

Cada vez hay más tiendas que intentan ponérnoslo más fácil y en el etiquetado de los aguacates podemos ver si están listos para consumir en el día o si les falta algo de maduración todavía.

Propiedades del aguacate

El aguacate se ha puesto muy de moda, sobre todo para consumirlo en desayunos saludables. Y es que tienen un montón de propiedades que lo hacen beneficioso para el organismo.

Aporta grasas saludables monoinsaturadas, potasio, antioxidantes y minerales, vitaminas A, C, D, K y B, que son las que ayudan a regenerar las células. También tiene vitaminas C y E, beneficiosas para la salud neurológica y cardiovascular; vitamina D, necesaria para proteger la salud de nuestros huesos.

Recetas con aguacate

¿Quieres sacarle el máximo partido a tus aguacates ahora que ya sabes elegirlos para que estén en su punto? Aquí tienes un montón de ideas para incorporarlo a tus platos.