Son pocas las personas pueden tener un dónut delante y no comérselo. Supertiernos, muy esponjosos y con una glasa ligeramente crujiente que se funde en la boca son un auténtico deleite para el paladar. Si en casa sois fans de esta popular rosquilla y te apetece degustar una hecha por ti, nuestra receta seguro que te interesa. Aunque es algo laboriosa y necesita tiempo de reposo, el resultado vale la pena. Los dónuts quedan tan buenos que tu familia pensará que los has comprado en la pastelería.

Para que los dónuts queden con una forma perfecta, una vez tengas la masa estirada, córtalos con ayuda de un aro de cocina o un cortapastas. Y para hacer el agujero interior utiliza uno más pequeño. Si no tienes, puedes usar dos vasitos de bocas distintas. ¡Ah!, y no tires los centros de masa. Con ellos puedes realizar unos golosos buñuelos. Forma bolitas con los trozos sobrantes y fríelos en el aceite. Será un desayuno o una merienda de escándalo.

Otros dulces que también puedes elaborar en casa y que salen exquisitos son los cruffins de crema de cacao y mermelada de fresa, los croissants caseros con chocolate y almendras o las magdalenas rellenas de crema de chocolate y avellanas

Ingredientes paraDónuts glaseados

  • 250 gramos de Leche
  • 25 gramos de Levadura Fresca de panadería
  • 50 gramos de Azúcar
  • 1 cucharadita de Azúcar Avainillado
  • 2 Huevos
  • 520 gramos de Harina
  • 1 pizca de Sal
  • Aceite De Oliva
  • Para el glaseado
  • 125 gramos de Azúcar Glas
  • 1 cucharadita de Zumo De Limón

Cómo hacer dónuts glaseados

1. Calienta la leche

Mezcla en un plato los dos tipos de azúcar. Pon al fuego un cazo con la leche, caliéntala y retira.

1. Calienta la leche

2. Prepara la masa

Desmenuza la levadura, añádela y remueve hasta disolverla. Agrega 60 ml de aceite, los huevos batidos y la preparación de azúcar y remueve.

2. Prepara la masa

3. Amasa la mezcla

Incorpora por último 500 g de harina con la sal. Amasa unos minutos hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

3. Amasa la mezcla

4. Déjala reposar

Forma una bola, cúbrela con un paño de algodón y deja reposar durante 1 hora.

4. Déjala reposar

5. Estírala con el rodillo

Espolvorea la mesa de trabajo con harina y coloca encima la masa. Estírala con el rodillo, también enharinado, hasta que tenga 1 cm de espesor, y corta los dónuts. 

5. Estírala con el rodillo

6. Fríe los dónuts

Coloca los dónuts en una sartén con abundante aceite bien caliente y fríelos por ambos lados. Retíralos con una espumadera y déjalos escurrir sobre papel absorbente.

6. Fríe los dónuts

7. Elabora el glaseado

Prepara el glaseado mezclando el azúcar glas con 25 ml de agua y el zumo de limón hasta que obtengas una salsita suave. Espera a que los dónuts se enfríen, báñalos con la glasa y deja que esta se seque completamente antes de servirlos.

7. Elabora el glaseado

Consejos y variantes para los dónuts glaseados

  • Si quieres transformar tus dónuts en un postre de fiesta, córtalos por la mitad y rellénalos con nata montada.
  • Es fundamental que escurras bien tus dónuts cuando los saques de la sartén. Retíralos con la espumadera y colócalos sobre papel absorbente de cocina. Pon dos o tres capas porque sueltan mucho aceite.
  • Para que la glasa quede más espesa, mezcla 1 clara batida con zumo de limón y 100 g de azúcar glas.
  • En lugar de bañar los dónuts con el glaseado, puedes cubrirlos con chocolate fundido, un poco de mermelada… También los puedes adornar con fideos de colores o espolvorearlos con cacao en polvo o azúcar glas.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla