¿Por qué decimos que estas brochetas de pollo de Karlos Arguiñano son originales? Pues porque el chef no corta el pollo a tacos para luego ensartarlos en brochetas. Sino que las prepara con carne picada de pollo, que adereza con puerro y jengibre y luego le añade huevo y pan rallado. Consiguiendo así una masa más típica de unas albóndigas o de un kebab que de unas brochetas.

¿Te atreverías a prepararla en casa? Seguro que después de ver los ingredientes que necesitas, y la receta paso a paso, será tan sencillo como seguir las indicaciones del maestro Karlos Arguiñano para que la salsa te quede perfecta.

La receta de salsa teriyaki es una de las más extendidas a nivel internacional, y es que además de estar buenísima, puede acompañar a numerosos platos tanto de carne, como de pescado y verduras.

El plato por excelencia con el que acertarás siempre son los tallarines salteados con pollo y verduras, si además los sirves regados con esta salsa teriyaki, el resultado será inmejorable. Aunque igualmente, este lomo de salmón teriyaki con salteado de arroz y verduras es toda una delicia.

Necesitarás salsa de soja, mirin (una especie de sake dulce), sake, azúcar moreno, maicena, cebolleta y jengibre. El secreto para que quede espesita es cocer los ingredientes a fuego lento y agregar una pizca de maicena diluida en agua.

Brochetas de pollo teriyaki de Karlos Arguiñano
Para 4 personas
Ingredientes
  • 700 gramos de pechuga de pollo
  • 1 puerro
  • 1 escarola
  • 1 huevo
  • 100 gramos de pan rallado
  • 20 gramos de jengibre fresco
  • Vinagre
  • Perejil picado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
    Para la salsa teriyaki:
  • 2 tallos de cebolleta
  • 20 gramos de jengibre
  • 35 mililitros de salsa de soja
  • 35 mililitros de sake
  • 35 mililitros de mirin
  • 25 gramos de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de maicena
Paso a paso
  1. Prepara la salsa teriyaki

    Pela el jengibre y corta en rodajas la cebolleta. Mezcla la salsa de soja, el sake y el mirin, y pon la mezcla a calentar en un cazo. Agrega la maicena diluida en un chorrito de agua fría y remueve. Agrega el jengibre entero y la cebolleta en rodajas y cuece la salsa 5 minutos a fuego lento hasta que obtengas una salsita espesa. Cuélala y reserva.

  2. Marina el pollo

    Pica finamente la pechuga de pollo con un cuchillo bien afilado o en un procesador de alimentos y colócala en un cuenco grande. Limpia el puerro, pícalo finamente y añádelo al cuenco. Pela el jengibre, rállalo e incorpóralo a la carne. Agrega el huevo, el pan rallado, sazona al gusto y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea. Cubre el cuenco con film transparente y consérvalo en la nevera 1 hora.

  3. Monta las brochetas y cocínalas

    Coge una cucharada de carne y haz una bolita, dale luego forma alargada con las manos e insértala en una brocheta. Repite el proceso hasta terminar la carne. Cocina las brochetas 2 minutos por cada lado en una sartén con un hilo de aceite de oliva bien caliente.

  4. Aliña la ensalada y sirve las brochetas

    Lava la ensalada, escúrrela y alíñala con sal, un chorrito de vinagre y un hilo de aceite. Sirve las brochetas de pollo recién hechas regadas con la salsa teriyaki y acompañadas con la ensalada.

Más ideas para las brochetas de pollo:

  • Puedes servirlas con arroz blanco, regado también con unas cucharadas de salsa teriyaki.
  • En lugar de picar la carne de pollo, córtala en trozos de bocado y ensártalos en la brocheta. Así también podrás cocinarlas a la parrilla o en la barbacoa.
  • Espolvorea las brochetas con sésamo tostado, les darás un plus de sabor.