La cesta de la compra está disparada. Lo escuchamos cada día en las noticias y lo sufrimos cada vez que vamos al mercado. ¿Cómo ahorrar y seguir comiendo sano y rico cada día?

Como también nos hacemos la misma pregunta, hemos buscado entre nuestras recetas y tenemos varias opciones económicas para que puedas cambiar tus platos de siempre por versiones que ahora mismo salen por unos cuantos euros menos.

Hay varias opciones con legumbres pero es que la manera más económica (y sostenible) de consumir proteína de calidad así que no tengas reparos en incluirlas más a menudo en tus menús.

Cómo hacer el postre de la abuela más rápido, rico y económico (con vídeo)

Articulo relacionado

Cómo hacer el postre de la abuela más rápido, rico y económico (con vídeo)

También vas a encontrar recetas con verduras congeladas o en conserva, que aportan los mismos nutrientes por una pequeña parte del precio de la versión fresca.

Con eso y cambiando los dulces ultraprocesados por fruta de temporada y reduciendo el consumo de refrescos y otras bebidas azucaradas, conseguirás bajar el precio de la cesta de la compra y ahorrar una buena cantidad al mismo tiempo que cuidas de tu salud.

1. Arroz con espinacas y guisantes

arroz con espinacas y guisantes

El arroz es un alimento barato donde los haya y si queremos combinarlo con verduras podemos elegirlas congeladas, como para preparar este arroz con espinacas y guisantes, y así nos saldrá todavía más económico.

En este caso, se cuecen las verduras y con el caldo se cocina el arroz, mientras que estas se trituran para hacer una crema. Se mezcla todo y listo.

En la receta que te mostramos se añade salmón ahumado y unas lascas de queso parmesano, pero puedes añadir cualquier tipo de pescado en conserva y cualquier tipo de queso curado que sea más barato.

2. Patatas guisadas con costilla

Patatas guisadas con costilla

Plato económico y tradicional donde los haya, las patatas guisadas con costilla eran una de las grandes apuestas de nuestras abuelas para dar de comer a toda la familia.

Las patatas siguen siendo una apuesta segura para hacer platos contundentes y saludables. Con una cantidad bastante pequeña de costilla se pueden llenar de sabor los platos de todos.

3. Potaje rápido de garbanzos

potaje rápido de garbanzos

No solo hay que ahorrar eligiendo alimentos que tengan precios más ajustados, también se puede ahorrar al cocinarlos. O más bien al no hacerlo. Este potaje rápido de garbanzos se con un bote de garbanzos cocidos.

De esta manera, obtienes todo el sabor pero sin gastar nada de energía en cocinarlos en la olla exprés.

4. Espaguetis con guindilla, ajo y parmesano

Espaguetis con ajo y guindilla

La pasta es otro de esos recursos sencillos y económicos para comer. Lo mejor de esta receta de espaguetis con guindilla, ajo y parmesano es que lleva muy pocos ingredientes, con lo que reducimos el precio del plato al máximo sin renunciar al sabor.

Solo hay que sofreír el ajo y la guindilla en aceite de oliva y luego añadirlo por encima de la pasta ya cocida con un poco de queso.

5. Arroz con judías verdes, alcachofas y garbanzos

Arroz con judías verdes, alcachofas y garbanzos

Otra receta de arroz pero esta vez con alcachofas, judías verdes y garbanzos. Es una receta completísima y muy asequible que se prepara en un pispás.

Puedes utilizar verduras congeladas o en conserva y los garbanzos pueden ser de bote. Solo tendrás que cocer el arroz y añadirlas al guiso.

6. Lasaña de calabacín con pollo

Lasaña de calabacín con pollo

Esta es una receta fácil, rápida y asequible. El calabacín está de temporada y es lo que se utiliza para hacer los pisos de la lasaña que va rellena de pechugas de pollo y otras verduras guisadas como el pimiento o la zanahoria.

Evita encender el horno y pon el grill del microondas para gratinar el queso que se le pone por encima.

7. Huevos al purgatorio

Huevos al purgatorio

Nos encanta esta receta típica italiana para hacer una cena rápida, riquísima, sana y económica. ¡Es que lo tiene todo! Los huevos al purgatorio se preparan con un simple sofrito de cebolla y ajo al que se le añade tomate triturado.

Los huevos se cocinan encima de este sofrito poniendo la tapa de la sartén y luego se añaden hierbas aromáticas (que pueden ser todas secas para abaratar los costes) y queso curado.

8. Pechugas de pollo al curry

Pechugas de pollo al curry

Una buena forma de animar los ingredientes más sencillos y económicos es con especias, por eso, este pollo al curry es una receta infalible para ahorrar sin renunciar al sabor. Puedes añadir al guiso verduras congeladas y acompañarlo de un poco de arroz para conseguir un plato completo.

9. Ensalada de judías y salmón al vapor

ensalada judías verdes y salmón al vapor

Consumir pescado fresco con frecuencia no es precisamente económico pero si lo cambiamos por las versiones congeladas y lo utilizamos como acompañamiento en lugar de como ingrediente principal podremos marcar la diferencia.

Esta ensalada de judías y salmón al vapor es una buena alternativa para no renunciar al delicioso sabor de este riquísimo pescado.

10. Sopa de cebolla

PASO A PASO SOPA CLÁSICA DE CEBOLLA GRATINADA AL HORNO

Fácil, barata, reconfortante y totalmente deliciosa. Toma esta sopa de cebolla calentita: ¡te sorprenderá su sabor exquisito! Es uno de platos de cuchara que más apetecen cuando empieza el frío.

Y triunfa en todas las mesas. Una receta económica y perfecta para servir como entrante en una cena informal. Créenos, te quedará tan rica, que van a dejar el plato limpio.