Los vestidos largos cobran aún más protagonismo en los meses de entretiempo. Una prenda que se adapta a la perfección a todo tipo de calzado, y que encuentra el combo perfecto junto a los botines y botas. Por eso se convierte en una de las mejores inversiones de la temporada de otoño, siendo una pieza versátil que sienta bien a todos los cuerpos.

Artículo relacionado

Sara Carbonero ha confirmado en infinitas ocasiones ser una de sus piezas favoritas de cualquier temporada, y ha encontrado el diseño perfecto para seguir llevando el tie dye en otoño. Siguiendo su estilo boho tan marcado y con el que se siente más cómoda, Sara ha lucido un vestido largo con manga larga y escote de pico, que favorece a la silueta gracias a un detalle fruncido en la cintura y un bajo acampanado y asimétrico.

Esta prenda renueva el estampado tie dye como lo conocíamos, con unos colores mucho más otoñales y en tendencia, apostando por el marrón. Una de las tonalidades protagonistas de esta temporada. Se trata de una prenda fabricada con fibras recicladas, que Sara combina con botas altas negras de tacón. Uno de los calzados más versátiles y favoritos.

Para redondear este look, apuesta por el complemento que nunca falla en los meses de otoño e invierno: el sombrero. En este caso, escoge uno beige, con detalle de cintas trenzadas y confeccionado en lana. Un diseño que seguro le veremos mucho puesto esta temporada, y que logra darle ese toque diferenciador y especial al look.

Todo el estilismo, está firmado por Slow Love, su propia firma de moda.

Vestido tie dye
Slow Love

Comprar

(89,99 euros), de Slow Love

Sombrero
Slow Love

Comprar

(49,99 euros), de Slow Love