El tejido de crochet siempre es un sí rotundo cuando llega el buen tiempo. Una ténica del ganchillo que nos recuerda a nuestras abuelas, y que cada verano acaba colándose entre nuestras prendas favoritas en cualquiera de sus versiones, desde tops y chalecos, hasta pantalones y jerséis. Una tendencia boho que Sara Carbonero ha adelantado con el vestido blanco más versátil y bonito del verano.

Artículo recomendado

Victoria Federica sorprende con el traje de lentejuelas más especial para eventos

Victoria Federica sorprende con el traje de lentejuelas más especial para eventos

Se trata de un diseño de escote cuadrado y cuerpo entallado, confeccionado en ese punto de crochet que siempre sienta bien en verano., firmado por Slow Love. Un vestido combinado con volantes en el bajo y silueta midi, que es muy fácil de combinar con diferentes calzados como las sandalias planas, cuñas o botas cowboy. Y es que, como cada temporada estival, los vestidos blancos siempre se convierten en un fondo de armario al que sacar partido en entretiempo a través de las capas, con superposiciones de prendas o una chaqueta, y en verano sin nada más.

Sara Carbonero
@saracarbonero

Así se convierte en uno de los looks más resolutivos del armario de Sara, y en una buena inversión a la que sabemos que sacaremos partido en más de una ocasión, y que nos será fácil crear diferentes estilos con una misma prenda jugando también con los accesorios, como las joyas.

vestido blanco
Slow Love

Comprar

(79,99 euros), de Slow Love