La reina Letizia ha querido seguir apostando por su técnica infalible de rescatar looks pasados. Esta vez ha sido para acudir a la inauguración de las obras de accesibilidad efectuadas en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid, donde ha querido recuperar uno de sus vestidos más llamativos del 2018, el diseño con estampado de pañuelo de Sandro París.

Artículo relacionado

Un vestido midi plisado que no pasó desapercibido el día que lo estrenó gracias a su llamativo estampado paisley en tonos verdes.

reina letizia

Esta vez ha vuelto a lucir los mismos salones negros, de Prada, pero ha incluido un detalle clave para los looks de entretiempo: llevar su abrigo sobre los hombros. Un truco sencillo, que todas podemos poner en práctica y darle una vuelta más a cualquier look.

reina letizia

Se trata de un diseño básico, en negro, de Carolina Herrera, que ha reinventado con esta forma de lucirlo, perfecta para todos esos días de entretiempo, y para darle todo el protagonismo a la prenda de abajo. En ambas ocasiones, Letizia ha prescindido de la cartera de mano y ha optado por lucir una melena lisa y un maquillaje muy natural.