Marta Ortega es siempre un sí rotundo en cuestión de estilismos, sin importar la ocasión y el estilo por el que se decante. La heredera de Inditex sabe cómo encontrar siempre el punto medio entre la tendencia y la sencillez con prendas muy favorecedoras. Desde que anunció su embarazo han sido pocas las veces que hemos podido ver su estilo premamá, pero todas ellas han sido una confirmación más de su buen gusto a la hora de escoger. Ayer mismo lo volvía a demostrar en París, donde acudía al desfile de Valentino, firma que está a la cabeza de su amigo y director creativo, Pierpaolo Piccioli.

Artículo relacionado

Para la ocasión Marta volvía a darnos una clave de estilo sobre cómo llevar el color Pantone hacia un look sofisticado. La hija de Amancio Ortega dejaba atrás las siluetas más ajustadas para decantarse por un vestido largo plisado en tejido satinado, con un corte en la cintura y cuello redondo. Un diseño sencillo y elegante que no necesitaba mucho más para brillar.

Marta Ortega
Gtres

Marta completaba este conjunto con una técnica perfecta para el mal tiempo, luciendo una superposición de abrigos en dos tonalidades más oscuras de azules. En cuanto a los accesorios, se decantaba por unas botas de caña alta en marrón oscuro, y un bolso mini de piel en dorado. Un look de noche perfecto que redondeaba con una propuesta beauty muy natural, donde escogía las tonalidades rosas para marcar su maquillaje en los labios y pómulos, y lucía un moño despeinado muy informal para restarle seriedad al conjunto.