Esta vez no ha sido una Alfombra Roja la encargada de convertir a Kylie Jenner en la protagonista absoluta una vez más, si no un cumpleaños. La celebrity ha vuelto a sorprendernos acudiendo a la celebración del rapero P. Diddy en Los Ángeles, compartiendo espacio con muchos rostros conocidos, empezando por el clan Kardashian al completo.

Artículo relacionado

En esta ocasión Kylie quiso darnos las claves para acertar en un look de noche, apostando por un vestido negro de lentejuelas. Este diseño estaba marcado por un escote muy pronunciado, que acaparaba toda la atención de este. Una pieza ajustada que incluía un corte a la altura de la cintura, una maxi abertura en la pierna, y una hombreras muy marcadas, firmado por Balmain.

Kylie Jenner
Gtres

Un look arriesgado, y en la clave de su estilo, que ha combinado en la misma clave de color con unos tacones destalonados, con una pulsera en el tobillo. En cuanto a su propuesta beauty, Kylie ha optado por restarle importancia llevando ese corte bob de manera suelta, marcando las puntas hacia dentro, y luciendo un maquillaje natural en tonos tierra, con un labial color nude muy discreto.

En dos estilos totalmente contrarios, Kim Kardashian apostaba por un vestido largo vintage en clave dorada, firmado por Vivienne Westwood, mientras que Khloé se decantaba por un traje de pantalón y chaqueta en esa mismo color, de Bryan Herns.