Ya estamos acostumbrados a ver unos looks de los más imposibles en Kim Kardashian. La celebrity nunca ha querido pasar desapercibida en las alfombras rojas, llevando las tendencias al extremo y escogiendo siempre unos estilismos de lo más llamativos donde los escotes inifinitos y la silueta marcada forman parte de la mayoría de ellos. ¿Su último ejemplo? En la Gala amFAR. Y, cuando creíamos que ya habíamos visto todo en ella, nos vuelve a dejar sin palabras.

Artículo relacionado

Ha sido en su presencia en los Hollywood Beauty Awards, donde ha aparecido con el vestido más imposible hasta la fecha. Un diseño vintage del año 1998, firmado por Therry Mugler donde ha jugado con las tiras para esconder el mínimo de su cuerpo. Un desafío que la ha llevado a convertirse, una vez más, en el centro de atención de todas las miradas.

Kim Kardashian

Se trata de un vestido negro compuesto de tiras cruzadas en su escote, que únicamente tapaban la zona del pezón y con el que se arriesgaba a que si se movía un solo milímetro podría causar un auténtico revuelo. Algo que parece importarle poco.

Kim Kardashian

Este diseño largo también contaba con una abertura en la zona de su falda, donde veíamos que apostaba por unas sandalias de tiras transparentes.

Y es que si una cosa define a Kim, es su fuerte personalidad y la seguridad en si misma. Algo que la lleva a ignorar todos los comentarios sobre ella, y a mostrar la imagen con la que mejor se siente.