La camisa blanca es el eterno básico de armario por excelencia de cualquier persona, junto al clásico LBD. Una pieza que Karl Lagerfeld convirtió en historia de la moda, demostrando su versatilidad y su facilidad para encajar en cualquier temporada. Una inversión atemporal segura, que podemos sacar partido todo el año, pero que se convierte en una opción más apetecible con la llegada del entretiempo, ya que no aparece combinada y sepultada entre infinitas capas. Esta época estival es ideal para demostrar cómo cualquier tipo de camisa estampada, o monocolor, también tiene cabida en looks de noche, y así lo ha demostrado Irina Shayk.

Artículo relacionado

La modelo nos ha mostrado el combo ganador para llevar este básico a un evento especial, más sofisticado, que puedes recrear con prendas y accesorios que seguro tienes en el armario. ¿Qué necesitas? Una camisa con aires masculinos, y un poco oversize. El denominador común entre todos los diseños que conquistan el street style estas últimas temporadas.

Irina Shayk
Gtres

Irina ha optado por restarle esta masculinidad intrínseca de esta prenda, luciéndola como un vestido. Para ello, solamente ha necesitado unos shorts negros que ha ocultado bajo este diseño oversize y que han simulado este efecto óptico de un vestido corto, y un bolso en pateado con cadena.

Irina Shayk
Gtres

Un look sencillo que ha redondeado con unos tacones joya combinados en clave bicolor. El toque sofisticado perfecto para que encaje en un evento de noche, sin tener que apostar por los looks recargados, y que vuelve a demostrarnos que en el mundo de la moda, menos siempre es más.