Si el año pasado era Rosalía quien se convertía en la auténtica protagonista de la noche de los Grammy por ser la primera artista femenina española en conseguir un galardón de estos premios, esta edición ha sido Beyoncé quien ha acaparado todas las miradas. La cantante se ha convertido en la mujer con más premios Grammy de la historia, acumulando 28 a lo largo de su carrera.

Artículo relacionado

Un premio que recibía emocionada junto con un discurso clave: "Me siento tan honrada. Estoy tan emocionada. Como artista, creo que es mi trabajo y todos nuestros trabajos reflejar los tiempos, y ha sido un momento tan difícil. Así que quería animar a todas las reinas y reyes negros".

Pero, además de acaparar el protagonismo con este premio, la artista sorprendía con un estilismo de lo más arriesgado: un total look negro de lúrex que no dejó indiferente a nadie.

Beyoncé
Gtres

Se trata de un diseño corto y ajustado en negro, con escote bardot, que combinaba con unos largos guantes a juego, también de láxtex, que conseguían camuflarse ópticamente para parecer una misma pieza. Un look atrevido, firmado por Schiaparelli, que redondeaba con unos accesorios igual de llamativos: unos pendientes XXL dorados con detalles negros, que acaparaban también el protagonismo.

En cuanto a su propuesta de belleza, Beyoncé redondeaba este vestido negro con un peinado rizado de estilo afro, con muchísimo volumen.