El corsé es una de las prendas más controvertidas del mundo de la moda, debido a su pasado. Esta tendencia vintage se creó con el objetivo de modificar el cuerpo hasta conseguir esa silueta impuesta por los antiguos cánones de belleza. Los primeros modelos que existieron estaban fabricados en metal, eran totalmente rígidos y buscaban conseguir un torso cónico y estilizado, pensado para las damas de la nobleza. Con el paso de los años, eso se fue diluyendo, hasta volver a ser tendencia en los años 80, con una versión mucho más sensual y atrevida.

Artículo relacionado

En la actualidad se podría decir que no queda nada del modelo inicial, pero sí que mantienen esa silueta que consiguen marcar la cintura ópticamente. Las pasarelas ya lo volvieron a situar entre sus novedades más punteras, y ahora es Aitana quien lo confirma a través de su último look. La cantante ha escogido un diseño blanco que apuesta por ese estilo lencero que funciona a la perfección en un look de día.

Aitana le ha dado un giro inesperado escogiendo unos pantalones negros de tiro alto, y silueta ancha, para no enmarcar la silueta entera, y un cinturón con hebilla maxi, que conseguía dar ese twist rockero y desenfadado, para llevarlo hacia su estilo más personal.

¿El resultado? Una manera sencilla y funcional de darle un nuevo estilo a esta prenda tan icónica y controvertida, y llevarlo con una sobrecamisa durante el otoño.