Desde el inicio del estado de alarma a causa del coronavirus, el empresario Amancio Ortega se ha volcado en la lucha contra la pandemia y en la dotación de fondos para los sanitarios y del resto de la población. Así, ha invertido más de 63 millones de euros en la compra de mascarillas, kits de detección, camas hospitalarias o respiradores para las UCI.

Asimismo, puso la plantilla a confeccionar batas sanitarias reutilizables para los sanitarios. Ahora, ha querido tener un gesto con los transportistas que han tenido que seguir desarrollando su labor como trabajadores esenciales y, además, en condiciones difíciles ya que están cerrados los establecimientos donde ellos solían parar a comer o descansar en su ruta.

Artículo relacionado

El dueño del imperio Inditex ha querido tener un gesto solidario con los transportistas que cargan y descargan mercancía en las instalaciones de Zara, una de sus firmas más prósperas. Y, por ello, todos los camioneros han recibido un picnic para llevar en una bolsa que, además es reciclable.

Gracias a un vídeo que ha compartido uno de los transportistas, se ha desvelado que en cada servicio se les entrega una bolsa de picnic para agradecerles su trabajo en estos tiempos tan complicados.

Artículo relacionado

En el interior de la bolsita de picnic, hay un bocadillo de tortilla, un plátano, un botellín de agua y un yogur. Un refrigerio para poder continuar con el trabajo, ahora que los transportistas no tienen sitios ni estaciones de servicio habilitadas para sus descansos reglamentarios. Es también, un gesto de reconocimiento a la labor de estos hombres y mujeres, eslabones fundamentales en una cadena que permite que siga funcionando la sociedad en tiempos difíciles.