Jesús Vázquez sigue involucrado de lleno en la lucha contra el Covid-19. El presentador fue uno más de los famosos que se sumaron a la iniciativa #Yomecorono, para conseguir financiación que ayudase al equipo del doctor Buenaventura Clotet en la búsqueda de una vacuna y tratamientos frente a la pandemia.

Ahora ha dado un paso más y ha querido hacer una subasta solidaria de uno de los objetos más preciados que tiene en la actualidad, y no solo por su valor material, sino por el gran significado personal y sentimental que representa.

Artículo relacionado

Jesús ha querido que haya una puja solidaria con el traje de chaqueta que llevó en julio de 2008, cuando fue nombrado embajador de ACNUR (La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados) en un acto en Nueva York, en el que tal y como reconoce el presentador, fue uno de los días más importantes de su vida.

Además de la chaqueta, el pantalón y el chaleco a juego que lució para la ocasión, el gallego ha querido añadir a la puja la corbata que llevaba, perteneciente a la prestigiosa firma Ermenegildo Zegna y que ha revelado que compró personalmente en Nueva York.

Artículo relacionado

La subasta, que se desarrolló el lunes a media tarde, fue realizada en la cuenta de Instagram de su gran amiga, la diseñadora Vicky Martín Berrocal, que también ha estado colaborando con proyectos solidarios como la confección de mascarillas y batas para el personal sanitario.

Todo lo recaudado irá en beneficio del Banco de Alimentos de Madrid, que está jugando un papel fundamental en la lucha contra el coronavirus.

Jesús comenzó su vinculación con esta ONG en el año 2006 y, dos años después, fue nombrado embajador. Desde entonces, ha visitado campos de refugiados de todo el mundo y, de hecho, anunciaba hace unas semanas que pensaba donar su herencia a la agencia, especialmente a los niños más desfavorecidos.

Jesús Vázquez
@jvazquezoficial