En honor a su abuela asturiana

Triunfa en 'La Voz' de Australia cantando 'Asturias, patria querida'

Oskar Proy, de 18 años, enamoró a todo el plató y a muchos asturianos con su interpretación de su himno junto a su guitarra española

Triunfa en 'La Voz' australiana cantando 'Asturias, patria querida'

Actualizado a

1 /5

1 / 5

2 / 5

3 / 5

4 / 5

5 / 5

Un joven australiano de 18 años ha enamorado a los cuatro jueces de la edición de 'La Voz' en el país, a todo el público y a muchos españoles. El por qué se encuentra en la canción que escogió para su audición a ciegas, un 'Asturias, patria querida' cantada con muchísimo sentimiento y una guitarra española entre las manos. Y es que, tal como explicó él mismo, se trata de un tema que comparte con su abuela, asturiana y ahora con demencia senil.

Oskar Proy fue uno de los elegidos para seguir concursando en la edición australiana de 'La Voz' gracias a su gran talento y la sensibilidad de su historia. El chico, que apareció con una guitarra española en mano, sorprendió a los cuatro jueces y a todo el plató con su bonita versión de 'Asturias, patria querida'. Su voz y su delicadeza al interpretar el tema hicieron que, a los pocos segundos de empezar, el cantante Joe Jonas (de la antigua banda 'Jonas Brothers') y la cantante Delta Goodrem apretaran sus pulsadores rojos para girar sus sillas y permitirle seguir a la siguiente fase del concurso. Boy George y Kelly Rowland, los otros dos coaches, no se giraron, pero felicitaron al joven por su preciosa actuación.

Y es que hay una razón para que Oskar haya sido capaz de transmitir tanto con el himno asturiano y que, para empezar, lo escogiera como su canción para entrar al concurso. Proy explicó a través de sus redes sociales que la canción que había cantado es el himno de Asturias, una región del norte de España "donde nació la abuela". "Es una canción de amor y compara el amor que un joven tiene por su patria con el joven e inocente amor que tiene por una hermosa joven morena", añade. El joven cuenta que su abuela es asturiana y que ahora sufre demencia senil.

Es por eso que su padre hizo el esfuerzo de traducirla para que él pudiera interpretarla con su guitarra y supiera cantarla con un mayor apego. Según confesó Proy, él mismo se la canta cada día a su abuela para conectarla con su pasado y que, aunque sea solo un poquito, vuelva con ellos.

"Realmente me siento muy afortunado de estar rodeado de mi hermosa familia y amigos que siempre han estado allí para apoyarme", escribía el joven en su perfil de Facebook junto a una fotografía de su participación en el concurso. "Sin ellos, nunca hubiera soñado con lograr algo como esto", sigue su post. Su historia y su actuación no solamente consiguieron poner en pie al jurado y el público de 'La Voz' en el otro lado del mundo, sino que además consiguió arrancar las felicitaciones de muchos asturianos en las redes sociales. Ahora, Oskar deberá competir en las batallas de 'La Voz' para pasar a la siguiente fase.

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?